ALQUILER DE TRASTEROS EN MADRID 91 875 87 07

Pintar una habitación parece una tarea sencilla. Pintura, brocha y algo de tiempo parecen en ocasiones los únicos elementos a tener en cuenta. Sin embargo, en ocasiones, la realidad nos trae otros resultados. Así, con estos 5 consejos para pintar una habitación queremos que tengáis en cuenta algunos elementos que permitirán conseguir un acabado perfecto y duradero con el que vivir tranquilos hasta el próximo cambio estético.

Elección adecuada de la pintura

Sin duda ninguna, uno de los mejores trucos para pintar una habitación es tomarse un tiempo para elegir. Prestar atención a la cantidad de luz de la habitación, su uso o disposición pueden condicionar el color o tipo de pintura. Para ello, antes de empezar a comprar el material y disponernos a pintar, debemos pensar cual es la elección más adecuada. De esta forma, podremos investigar los colores utilizados según los distintos ambientes o el espacio que queramos crear. Solo así disfrutaremos de un entorno agradable y adecuado a nuestras necesidades.

Preparación del lugar

Antes de empezar a pintar ninguna habitación debemos prepara el lugar de forma adecuada. Si tenemos prisa por tener la brocha en la mano y empezar a ver el cambio, cometeremos un grave error. Así, la limpieza es fundamental para que las paredes queden de forma perfecta y el resto de la vivienda no se vea invadida por suciedad o pintura que luego será muy difícil de retirar. Por esta razón, empapela bien el suelo con plásticos o papeles de un grosor importante. Retira los muebles menos pesados y cubre el resto con plásticos o mantas viejas. Recuerda no dejar ningún espacio ya que la pintura se cuela por cualquier mínimo rincón. Y, por último, protege bien los rodapiés de la habitación ya que retirar la pintura posteriormente puede provocar que dañemos el mismo.

Consejos para pintar una habitación pequeña

Si nuestro hogar cuenta con una habitación de dimensiones reducidas, pintarla se convertirá en una gran oportunidad. Así, debemos elegir el estilo y la sensación que queremos para el espacio y aplicar los consejos generales. De esta forma, podemos dotar al espacio de un color llamativo, un tono gris o varios colores para conseguir el efecto adecuado a las necesidades de nuestro hogar.

Pintar el techo

Por normal general, el techo debe ir siempre de un mismo color y ser pintado de forma continua. Así, mientras que las paredes si admiten algún tipo de innovación o mezcla, los techos no. Por este motivo, el blanco es generalmente el mejor color para acertar plenamente con la pintura de una habitación.

Ventilación a la hora de pintar una habitación

El último de los trucos para pintar una habitación es más bien un consejo para su finalización. De esta forma, una vez hayamos terminado de aplicar toda la pintura necesaria, será necesario ventilar. El olor de la pintura y los componentes utilizados para pintar es muy fuerte. Por ello, lo más adecuado es dejar que el aire exterior entre en la habitación y la limpie de olores. Así, como podéis observar, es conveniente pintar la habitación cuando en el exterior haga una buena temperatura. Decidirnos a pintar cuando existan muchas probabilidades de lluvia puede ser una mala elección.