ALQUILER DE TRASTEROS EN MADRID 91 875 87 07

La forma más generalizada de entretenimiento que tenemos posiblemente sea la música. Siempre ligada a los momentos más importantes de nuestro disfrute. Acompañándonos en viajes, fiestas, amigos y siempre, en los momentos más dulces y románticos.

Es sorprendente observar la evolución tan enorme que ha experimentado la tecnología dedicada a ofrecernos todos esos momentos. Desde el comediscos hasta los mp4, hemos tenido que actualizar en diferentes ocasiones la música que más nos gusta, para poder reproducirla en los soportes tecnológicos que nos ofrecía cada momento.

 

Y como en todos los sectores, también en la música nos encontramos con grandes foros de puristas que defienden la calidad y la autenticidad de un viejo soporte como es el Vinilo. Definición, calidad, profundidad. Siempre ligado a la alta tecnología de los aparatos destinados a reproducir Vinilo, que no han cambiado mucho su aspecto, pero albergan en sus entrañas los mejores y más modernos componentes para lograr la experiencia más profesional y sutil de reproducción.

 

Los problemas para estos puristas empiezan en casa. Cuando tienen que desplegar y utilizar el voluminoso cuerpo que representa una gran colección de vinilos. La bronca está asegurada, porque la preciosa colección va a monopolizar la biblioteca, el salón donde se ubique el aparato de música y muy importante, va a ser causa de roces cuando sea manipulado o mal tratado por las manos inexpertas de algunos miembros de casa, ya que está presente en un espacio colectivo.

orden y concierto

Utiliza Globalbox como almacén musical

 

Una inteligente solución es hacerte con un trastero en Globalbox y utilizarlo de almacén general. Perfectamente ordenado y clasificado, puedes ir administrando los paquetes de discos que más vas a utilizar una temporada, y desplazarlos a casa y de vuelta cuando quieras cambiar el repertorio.

Sería tu espacio. Podrás ordenar a tu gusto toda la colección. Hacerlo con inteligencia para que no se aplasten hacinados en una estantería mal organizada en casa. Un sueño. Poder tener la música organizada a tu gusto, como si estuvieras en el mostrador de una tienda. Siempre dispuestos en vertical para que no se aplasten, protegidos en cajas, con refuerzos de porexpan.
En fin, todo lo que se te ocurra para tener tu colección guardada de lujo. Siempre vigilada, limpia y con fácil acceso desde el coche al trastero, dentro del marco de un amplio horario los siete días de la semana.