ALQUILER DE TRASTEROS EN MADRID 91 875 87 07

Hoy en día resulta muy común establecerse por tu cuenta. Hay muchos servicios que se pueden prestar a todo tipo de empresas y defender mejor la continuidad de tu fuente de ingresos sin depender de terceros. Los movimientos del mercado afectan a todos, pero cuando tu trabajo depende de ti y tu capacidad de esfuerzo, ganas la posibilidad de probar tu ingenio antes de quedarte en el paro cuando las cosas vienen torcidas.

 

También es interesante, que por esos mismos motivos, tienes la capacidad de establecer tu mismo el techo de tu actividad, y por lo tanto de su rentabilidad. Desde un pequeño negocio que ofrece un buen servicio a un precio competitivo, surgen muchas veces grandes y medianas empresas de un enorme potencial. Es un camino duro, que cuando se emprende con inteligencia y responsabilidad nos ofrece la posibilidad de encontrar una proyección de futuro a nuestra medida.

 

Además de saber hacer bien nuestro trabajo, montar tu propia empresa exige también saber dirigir nuestro esfuerzos a metas practicables y hacerlo desde políticas de rentabilidad. Es importante optimizar muy bien los costes para tener la capacidad de ofrecer precios competitivos y obtener la máxima rentabilidad a nuestras facturas.

 

Muchas veces, paradójicamente, sale más barato invertir en herramientas más caras porque ahorras en servicio técnico o en parones a causa de incidencias con la maquinaria. Cuando las cosas se estudian apoyándose en tu experiencia aparecen propuestas que parecen contradictorias, que a medio plazo implican un ahorro y por lo tanto, un beneficio.

 

Desde esta perspectiva y según la dimensión de tu negocio, merece la pena analizar los costes de establecimiento con una sencilla comparativa. ¿Cuánto cuesta el alquiler de un almacén o una lonja en tu ciudad?

¿Y cuánto cuesta el metro cuadrado de un minialmacen en un centro de Globalbox?. Además, cuando alquilas una lonja o un almacén en tu ciudad, cuántos metros de lo que pagas no lo necesitas, cuando en un centro de Selfstorage alquilas los metros cuadrados justos que vas a usar. Incluso, sin cambiarse de centro, cuando crece tu actividad amplias allí mismo para seguir pagando exactamente lo que necesitas. Es decir, siempre pagas por los metros que necesitas y siempre, el metro cuadrado a precio de Selfstorage o minialmacen.

minialmacenes-empresas

Y si seguimos el estudio, nos encontraremos con costes relacionados con el establecimiento como por ejemplo la seguridad, que en Globalbox están incluidos por defecto. Ya que en Globalbox, nuestros minialmacenes están vigilados las 24 horas, están dotados de alarmas antirrobo, alarmas y medidas de extinción de incendios y siempre asegurados. Tu minialmacen tiene tu propia llave. Al edificio accedes con total libertad con tu código personal para que puedas recoger y devolver al ritmo de tu actividad. Y por supuesto, el acceso desde tu furgoneta a tu minialmacen con la comodidad y la eficacia de nuestro parking, muelles, montacargas y los diferentes carritos y traspalet para que no represente el más mínimo esfuerzo.
Los números no fallan. Haz cuentas y pide información. Te ayudamos a optimizar tus gastos para encontrar la proyección de tu negocio.