INFORMATE SIN COMPROMISO 91 875 87 07

Llega el momento del año de las cenas por excelencia. Ya sea con la familia, con los amigos o con la pareja, seguro que tienes alguna cena organizada en tu casa.

Puedes sorprender a tus invitados con un menú delicioso, un buen vino, un árbol de Navidad espectacular… Pero, si de verdad quieres dejarles impresionados, ¡atrévete a decorar tu mesa de una manera diferente!

¿Cómo decorar tu mesa esta Navidad?

Pequeños detalles. Si no tienes tiempo, no hace falta que busques centros de mesa exuberantes, adornos llamativos o muchas velas. Puedes inclinarte por un estilo más minimalista. Utiliza elementos navideños naturales para dar un toque a cada plato o a los cubiertos, como un poco de romero, unas ramitas de pino o un acebo.

Apuesta por un color. Una mesa muy impactante puede ser aquella en la que todo sea de un mismo color. Imagínate la sorpresa de tus invitados al llegar y ver tu mesa vestida de blanco impoluto. Coloca unas velas que den un ambiente cálido y tendrás tu mesa perfecta.

Todo al centro. Puedes optar por una decoración ubicada en el centro de la mesa. Plantéate renunciar al mantel y coloca un camino de mesa donde pondrás unas velas acompañadas de unas ramas, unas piñas o cualquier otro adorno relacionado con estas fiestas. Ten en cuenta que si eliges este tipo de mesa no puedes poner platos para compartir, ya que ese espacio está ocupado por la decoración. Cada comensal deberá comer directamente de su plato para que la ornamentación no suponga un problema.

• Apuesta por lo tradicional. Si lo prefieres, no hace falta que te vuelvas loco innovando con tu mesa. Puedes optar por buscar unos bajoplatos a juego con unas servilletas que combinen con los colores de la Navidad y ubicar un tradicional centro de mesa, como una corona de Navidad. Este tipo de decoración es muy fácil de retirar si, una vez han llegado tus comensales y han visto la mesa, prefieres apostar por la practicidad de tener el centro despejado para poder poner platos con entrantes a compartir.

Como ves, es muy sencillo y fácil tener una mesa un poco diferente y especial. Solo tienes que pensar qué tipo de decoración encaja más con tu personalidad o con la decoración de tu casa y atreverte a hacer algo diferente. Seguro que tus invitados lo agradecen y le hacen más de una foto a tu mesa decorada para una ocasión tan especial. Todo lo que utilices solo para esta ocasión, puedes guardarlo en tu trastero para que no te estorbe el resto del año.

Así todo, no debes olvidar que al final es una mesa y no una pieza de decoración. Es decir, lo más importante es que podáis comer o cenar sobre ella y que tus invitados estén a gusto. ¡Practicidad ante todo!