INFORMATE SIN COMPROMISO 91 875 87 07

Aprovechar el espacio de trabajo es algo fundamental si quieres aumentar la productividad de tu equipo. Así, con estos 7 consejos para organizar el mobiliario de oficina podrás sacar el máximo partido a tu negocio. No necesitarás acumular documentación en las mesas que provocan desconcierto en los empleados y una mala imagen con los clientes. Además, estas ideas servirán para crear un lugar por el cual transitar sin necesidad de hacer malabarismos. Siguiendo estos consejos podrás, incluso, guardar algunos de tus muebles en un trastero para recuperarlos con posterioridad. ¡Continúa leyendo para conocer los secretos acerca de cómo organizar el mobiliario de oficina!

Deshazte de los muebles innecesarios

Si echas un vistazo rápido a tu negocio, seguramente encuentres muebles que no están siendo utilizados. Mesitas de apoyo, antiguos armarios, sillas antiguas… ocupan un espacio fundamental para poder aprovechar toda el área disponible. Por ello, puedes conservar estos muebles en un trastero para, posteriormente, volverlos a utilizar en caso necesario, bien sea en la oficina o en otro espacio.

El centro libre

Para una mejor organización de tu lugar de trabajo, una de las tácticas más importantes es dejar la zona central lo más libre posible. Así, tanto estanterías como archivadores o máquinas de fotocopias deberán estar pegadas a la pared. De esta forma, la zona central tendrá más sitio y será más versátil a la hora de organizar de nuevo en caso de querer cambiar el espacio o aumentar el número de puestos de trabajo.

Crea zonas

Una forma perfecta de aumentar la productividad es crear zonas bien diferenciadas. Así, el espacio de trabajo debe estar apartado del área de descanso o la zona para fotocopias. Los trabajadores podrán disfrutar de su tiempo libre sin molestias o concentrarse en el trabajo sin interrupciones.

Reduce el número de archivadores

Aunque todavía se trabaja con muchos documentos en formato físico, cada vez son más las empresas que realizan sus facturas o presupuestos de forma digital. Por ello, la necesidad de contar con archivadores que almacenen cientos de hojas de papel ha disminuido considerablemente. Eliminando estos muebles del espacio contarás con más amplitud en tu oficina.

Pequeño y cerca

Es muy común encontrarse con grandes muebles donde se organiza la documentación en ciertas zonas de la oficina. Sin embargo, eso es totalmente contraproducente para los trabajadores. Por ello, es mejor contar con pequeños muebles o estanterías pero repartidos por todo el espacio, para que los empleados pueden acceder a la información de manera rápida y directa.

Elimina gadgets innecesarios

A menudo se piensa que ciertos objetos fabricados para una función concreta pueden servir para organizar mejor el espacio. Sin embargo, esto es totalmente falso. Todos esos elementos que se utilizan para guardar un determinado objeto, para apoyar una pantalla, para levantar los pies… suelen ocupar demasiado espacio y su utilidad suele ser bastante reducida.

Un trastero para la documentación antigua

Si ya has probado con la mayoría de las soluciones, entonces lo que necesitas es más espacio. Antes de pensar en cambiar de oficina, puedes intentar almacenar la documentación más antigua en un trastero. De esta forma, liberarás espacio en tu oficina y podrás seguir trabajando en ella sin necesidad de deshacerte de tu documentación.