INFORMATE SIN COMPROMISO 91 875 87 07

Muchos padres se preguntan cómo ahorrar espacio en habitaciones infantiles. A menudo, estos espacios albergan multitud de elementos que hacen que la habitación parezca un lugar de almacenamiento. Los juguetes, la ropa, los libros de estudio… Todos estos objetos deben tener cabida en un lugar pensado para el entretenimiento, el estudio y el descanso de los más pequeños de la casa. Por esta razón, siempre tratamos de buscar algunas ideas y trucos que nos permitan ahorrar espacio. Así, podemos mantener organizado el espacio sin tener que renunciar a ningún elemento o vernos ante la necesidad de ocupar otros espacios de nuestro hogar. ¡No pierdas detalle del siguiente texto para conocer algunas de las ideas de organización más útiles!

Habitaciones infantiles pequeñas: literas para los más pequeños

Una idea que cada día está utilizando más gente es incorporar una litera en la habitación. De esta manera, la cama queda en una altura superior y el espacio bajo esta se puede utilizar para incorporar un escritorio que utilizar para el estudio. Creamos un entorno que puede ser utilizado para dos actividades que no son incompatibles. Además, ocupamos una parte reducida de la habitación al sacar provecho de la altura de la vivienda en lugar de ocupar un espacio en superficie.

Sin embargo, este tipo de muebles para ahorrar espacio tienen un pequeño inconveniente. Esta opción no es válida en aquellas viviendas cuyos techos sean demasiado bajos. De esta manera, al ganar altura con una litera, la solución solo puede ser utilizada en espacio amplios con una distancia entre suelo y techo.

Habitaciones infantiles pequeñas: bajo la cama

Ya hemos comentado en otras ocasiones que el espacio bajo la cama suele quedar muy desaprovechado. Por este motivo, en las habitaciones infantiles pequeñas se convierte en un lugar para improvisar distintas soluciones. Además de poder ser utilizado para almacenar objetos por medio de cajas, también se pude convertir en un espacio donde jugar. No nos referimos a que los niños se introduzcan bajo sus camas para esta actividad, sino que debajo de la cama se pueden instalar una serie de “mesas” o elementos móviles que permitan realizar juegos sobre ellas. Por otro lado, una vez los niños terminen de jugar, podrán introducir de nuevo estos elementos bajo la cama y que la habitación quede perfectamente recogida.

Habitaciones infantiles pequeñas: la cama

El elemento que más espacio ocupa en las habitaciones pequeñas para niños es, sin lugar a dudas, la cama. Ya os hemos contado cómo aprovechar el espacio que queda debajo de la misma e incluso, como aumentar ese espacio. Sin embargo, cuando alguna de estas técnicas aún no sea suficiente, podemos recurrir a otras soluciones. Para ello, la cama se convierte en el actor principal de estos trucos.

Por un lado, podemos convertir la cama en un armario y recoger el espacio de descanso de forma vertical. Así, la superficie de nuestra habitación quedará totalmente libre cuando no estemos durmiendo. En segundo lugar, y utilizando técnicas más avanzadas, podemos contar con unas guías en el sentido vertical y levantar la cama hasta el techo cuando necesitemos todo el espacio de nuestro dormitorio. Por último, podemos contar con una cama que cumpla dos funciones al mismo tiempo: espacio de descanso y escritorio. Con estas soluciones, conseguiremos ahorrar espacio en habitaciones infantiles pequeñas y permitir a nuestros hijos que cuenten con un amplio lugar de juego y estudio incluso cuando nuestra vivienda cuente con unas dimensiones reducidas.