INFORMATE SIN COMPROMISO 91 875 87 07

Un trastero se convierte con el paso del tiempo en un lugar con un sinfín de cosas que terminan derivando en un espacio lleno de desorden y suciedad, de modo que muchos de nosotros olvidamos qué objetos y pertenencias guardamos en él.

En el caso de que acudamos al trastero para rescatar algo, a veces nos invade la sensación de rabia y culpabilidad por no haber dedicado suficiente tiempo al trastero y hacer todo lo posible para que nuestros objetos mantengan un buen estado. Además, sumándole el factor de falta de limpieza, en ocasiones no volvemos a utilizar las cosas que guardamos en estos espacios.

Así que, ¿por qué no te planteas realizar una limpieza profunda en tu trastero para que todas tus pertenencias estén perfectamente guardadas y puedas volver a utilizarlas sin problemas? Si tienes demasiados objetos y no dispones de suficiente espacio en tu hogar, siempre puedes optar por alquilar un trastero.

En este post te damos las claves para realizar la limpieza perfecta, así que ¡toma nota!

 

1.- Vaciar el trastero

Antes de comenzar con la labor de limpiar el trastero, primero deberemos centrarnos en eliminar todo lo que tengamos de sobra. Tenemos que ser conscientes de que para ello necesitaremos probablemente más de un día, así que una vez que estemos mentalizados podremos comenzar a vaciarlo. Pero, ¿cómo?

Lo primero que debemos hacer es sacar una fotografía general de lo que tenemos en el trastero, y así comenzar a pensar en qué queremos seguir guardando y de qué nos vamos a deshacer. Una vez lo tengamos claro, comenzará la tediosa tarea de apilar todo lo que vamos a sacar de nuestro trastero.

Seguro que no será fácil ni rápido, pero te sentirás mucho mejor al ver la cantidad de espacio que has ganado para poder guardar nuevas cosas.

 

2.- Realizar una limpieza profunda

Una vez tengamos claro qué es lo que vamos a guardar podremos comenzar a almacenar y a colocar las cosas en su debido sitio, pero no sin antes realizar una limpieza profunda de nuestro trastero.

En el caso de que tengamos un trastero nuevo y esté completamente vacío, la labor será muy fácil, pero si ya tenemos cosas en él se complicará un poco. Pero, ¡que no decaiga tu ánimo! ¡Con organización todo es posible!

Lo más recomendable es retirar todos los objetos y dejarlos en un espacio externo, para así poder limpiar como es debido nuestro trastero. Si no es posible, debemos intentar apilar todos los objetos en un espacio reducido, para así poder limpiar a fondo todos los espacios libres de objetos. Así, comenzaremos por realizar una limpieza del suelo, y pasaremos después a limpiar las estanterías y las baldas a las que tengamos acceso. Después, solamente nos quedaría hacer una limpieza del espacio en el que ahora están todos los objetos.

 

3.- Clasificación de objetos

Después de dejar nuestro trastero completamente limpio, la clave para que nuestras cosas se mantengan en perfecto estado es clasificarlas y almacenarlas bien. Así que, haz un esquema mental de todo el material del que dispones y haz grupos o clasificaciones con ellos; como, por ejemplo, libros, ropas, mobiliarios, juegos y juguetes de los peques…

De este modo, podrás distribuir todos los objetos y, en función de su tamaño y volumen, optarás por cajas para cada grupo o por guardarlas de manera individual.  Las baldas y las estanterías son el mejor lugar para colocar estos objetos, y podrás poner arriba las que menos te hagan falta, y podrás poner a mano las que vayas a necesitar próximamente.

Si necesitas alquiler un trastero para guardar todas tus pertenencias como es debido, no dudes en contactarnos.