INFORMATE SIN COMPROMISO 91 875 87 07

Hasta ahora hemos almacenado objetos antiguos, ropa y demás elementos a los que no dábamos mayor importancia, ahora guardamos objetos de mayor valor, como pueden ser materiales deportivos como tablas de surf o bicicleta, piezas importantes que queremos conservar.

Por ese motivo, en los últimos tiempos, los trasteros han sido, y son zonas susceptibles de robo, donde bandas organizadas vigilan y analizan los movimientos de sus dueños para entrar a robar en cuanto la zona esté libre.

Además, al tratarse, generalmente, de espacios que no cuentan con vigilancia, ni tampoco con un movimiento elevado de gente, es una zona perfecta, para que estos puedan entrar a llevarse todo lo que encuentren a su alcance.

Hay algunas medidas de seguridad y prevención, que siempre es conveniente tener en mente, así como puertas de seguridad específicas para trasteros, o cerraduras de seguridad, entre otras.

Puertas de seguridad

Las puertas de los trasteros de cualquier comunidad de vecino, por norma general, se componen de una chapa ligera y una cerradura sencilla, lo que facilita que puedan ser forzadas y que el interior quede expuesto a cualquier que quiera llevarse nuestras pertenencias.

Por eso, elegir una puerta con un alto nivel de seguridad es algo primordial para evitar un robo. Según el nivel de seguridad que se quiera implantar en el lugar, y el dinero que queramos invertir en ello, tendremos unas opciones u otras a nuestra disposición.

Las puertas más sólidas llevan una estructura de acero reforzada en el centro, aunque también existen algunas puertas que van con refuerzos perimetrales, e incluso otras con un refuerzo de nervios transversales.

Este tipo de puerta podría oscilar entre los 300 o 600€ aproximadamente, y vendrían también con una cerradura de seguridad incorporada.

Cerraduras de seguridad

Si lo que necesitas, en cambio, es solamente una cerradura de seguridad para la puerta que la tienes implantada en tu trastero, deberás buscar algo resistente y que sea imposible, o muy complicado de manipular.

Generalmente, se recomienda una cerradura de tres puntos, esta suele incorporar un bombillo antirrotura y anti-taladro, pero, además, si añadimos un cerrojo de más, la manipulación se complicará mucho para los cacos, y en ningún caso lograrán su objetivo.

Por desgracia, hay que tener muy en cuenta, que la mayoría de los ladrones no entran a robar en un trastero de manera aleatoria, sino que pueden pasarse varios días analizando los horarios y movimientos del dueño. Es por ello, que, aunque una puerta de seguridad para trastero es una buena opción, ser discreto en el momento de almacenar cosas de valor, también ayude a no dar pistas innecesarias.

Aunque puede suponer un gasto extra y seguramente bastante elevado, un sistema de seguridad y alarma, sobre todo si almacenas cosas de gran valor, puede ser una solución para mantener fuera de peligro los objetos de tu trastero. Esto, además, servirá para agregar un nivel de dificultad a los posibles ladrones, ya que en caso de que todo lo anterior no fuera suficiente, las alarmas ahuyentarían a los ladrones sin éxito para ellos.

Ahora más que nunca, tiramos de cliché para decir que a veces, lo barato puede salir caro, y que en ocasiones invertir en seguridad es una buena inversión a largo plazo, además de una permanente tranquilidad.