INFORMATE SIN COMPROMISO 91 875 87 07

Como muchas de nuestras tradiciones y elementos que incluimos en nuestra rutina, los trasteros provienen de la Antigua Grecia. En aquella época los griegos ya tenían presente la organización y el orden de todas sus pertenencias.

Cuando ellos usaban los trasteros, los llamaban «opistodomos», lo que literalmente significa «detrás de casa», y tenía sentido que tuviera ese nombre, puesto que eran unas cámaras que iban situadas justo en la parte trasera de sus templos, porque sí, inicialmente solo lo usaban personas que tuvieran templos en propiedad.

Estas cámaras tenían el objetivo de almacenar reliquias, objetos de culto u ofrendas, y normalmente, este tipo de habitáculos, solían encontrarse en templos de mayor tamaño, así como el Partenón.

El acceso, era exclusivamente por la parte trasera de los templos, y no tenía ninguna otra comunicación con las salas principales. Esto era así, porque de ese modo, el número que tuviera acceso era reducido y más controlado, porque los objetos que se guardaban en el interior eran de gran valor, y la zona requería de una buena seguridad.

El único momento en el que las personas no autorizadas podían ver los objetos que se guardaban dentro de sus trasteros, era en fechas señaladas. Esa era la oportunidad para ver las piezas expuestas fuera del templo, y así contemplar las riquezas que tenían.

Con el paso del tiempo, la costumbre de este uso se fue extendiendo a ciudadanos con un poder adquisitivo alto, ya no solo propietarios de templos podían usarlo. Ahí es donde ellos guardaban sus riquezas que de vez en cuando sacaban para exponerlas y posteriormente volverlas a guardar.

El uso de la Antigua Grecia, nada o poco tiene que ver con el de ahora. Bien es cierto, que a fin de cuentas el uso era para almacenaje, y en la medida de lo posible, restringido. En cambio, ahora no solo se guardan objetos de mucho valor, tampoco se necesita un poder adquisitivo alto para poseer uno y no tenemos la costumbre de sacar a pasear nuestras pertenencias a modo de exposición.

En GlobalBox las cosas se hacen mucho más fácil que en la Antigua Grecia. Tenemos trasteros en Madrid y alrededores a precios que se ajustan a todos los bolsillos, tenemos diferentes dimensiones para que solo pagues lo que utilizas, y por supuesto, puedes guardar lo que quieras, porque te garantizamos la seguridad. Por si esto supiera a poco, en nuestra web siempre encontrarás oferta que seguro se ajustarán a tus necesidades.