INFORMATE SIN COMPROMISO 91 875 87 07

Ahora que podemos comenzar a salir de nuestras casas y pasar más tiempo en la calle, poco a poco vamos viendo luz al final del túnel, porque los más peques ya pueden jugar en el exterior. Para muchos seguro que será un gran alivio, porque las cuatro paredes del hogar se habrán convertido probablemente en un lugar completamente desordenado.

Los más pequeños de la casa acumulan normalmente grandes cantidades de juguetes, sean grandes o pequeños, y la organización tanto de los padres como de los niños resulta clave para que nuestra casa no sea un auténtico caos.

Si quieres poner medidas a esto y que tu hogar sea un lugar apacible y con un mínimo de orden, no te pierdas los consejos que te damos en este post.

 

1.- Realiza limpiezas periódicas

El punto principal para acumular cientos de juguetes es que solemos ir guardándolos sin pensarlo. Pero, ¿por qué guardarlo si ese juguete ya no es divertido para tu peque? ¿Y si algún elemento no funciona o le falta una pieza y así el juego no tiene sentido?

Así que, no dudes ni un segundo. Una de las claves más importantes es que retires todo lo que tu(s) niño/a(s) no necesiten, echándolo directamente a la basura, regalándoselo a algún familiar o, por qué no, donarlo a una organización solidaria. De este modo, te asegurarás de que los juguetes que hay en casa son válidos y se utilizan.

 

2.- Clasifica por tamaños o tipologías de juguete

Aunque tengamos únicamente los juguetes que utilizan nuestros peques, probablemente nos agobiemos porque la cantidad siga siendo alta. Pero ¡no te agobies! Si realizas una clasificación seguramente veas todo más claro.

Los elementos grandes como bicicletas o patinetes deberán guardarse en lugares que molesten lo menos posible, pero el resto podemos dividirlos por categorías; por ejemplo, todos los puzles irán por un lado, los peluches por otro, las piezas pueden ir en una cajita… Si hacemos una clasificación previa, la tarea siguiente seguro que se te hará más fácil.

 

3.- Utiliza cajas

Si no tenemos ningún elemento para guardar los juguetes, será muy difícil mantener el orden, por lo que una vez tengas los juguetes clasificados, te recomendamos que los distribuyas en cajas diferentes.

Así, los más peques podrán dirigirse a una caja u otra según lo que busquen y no pondrán todo patas arriba para encontrar su juguete preferido.

 

4.- Encuentra o crea un lugar específico para los juguetes

Si, seguro que en algunas casas no es fácil, pero te aseguramos que es muy importante que todos los juguetes estén en un mismo espacio. De este modo, los niños y niñas tendrán un lugar donde poder encontrar todos sus juguetes, y también podrán utilizar ese espacio para jugar. Esto facilitará que los juguetes no se extienda por toda la casa (¡aunque esto último no te lo podemos asegurar!).