INFORMATE SIN COMPROMISO 91 875 87 07

Libretas, accesorios, fotos, vajillas, prendas… Estos son solo algunos de los ejemplos que podemos enumerar y es que en nuestra casa, con el paso de los años, recopilamos un sinfín de elementos que vamos guardando por todos los rincones

Poco a poco, a medida que avanzan las semanas, los meses y los años, guardamos en nuestro hogar objetos que no volveremos a utilizar o tremendamente útiles, y otros que guardamos con el mayor cariño o, por el contrario, de una manera totalmente inconsciente. Sea cual sea el caso, la cuestión es que nuestra casa termina siendo un auténtico almacén de recuerdos. Pero, ¿qué debemos hacer con ellos?

En estos momentos en los que debemos permanecer en nuestra casa, seguramente habremos pensado en muchas ocasiones en hacer una limpieza profunda. Pero, ¿cómo abordar este momento?

Si el espacio del que dispones es limitado, siempre puedes optar por alquilar un trastero, lo que te permitirá guardar todo lo que consideres necesario.

 

Álbumes de fotos, entradas, folletos…

Puede ser que ahora no guardes entradas de conciertos, de cine o de obras de teatro, pero probablemente en alguna época de tu vida guardabas todo lo asociado a momentos especiales. Un sentimiento de alegría o de emoción sería el que te llevara a guardarlo, así que ¿por qué deshacerte de ello ahora? Echarlo a la basura no es una buena idea. Pero, obviamente, para almacenar todo ese tipo de recuerdos hace falta espacio.

Siempre puedes recurrir a unas cajas para distribuir estos objetos por año, por temática o por qué no, incluso por persona (tu mejor amigo/a, tu primer novio/a, tus padres…), y si no dispones de suficiente espacio en casa, siempre podrás almacenarlas en tu trastero.

 

Vajilla

Solemos utilizar la vajilla de manera diaria, pero en algunas ocasiones simplemente la guardamos y no le damos ningún uso. La guardamos porque nos traen muchos recuerdos de nuestra infancia, por ejemplo, pero están tan pasadas de moda que no nos atrevemos a utilizarlas. Sin embargo, a veces tienen un toque vintage y la aprovechamos como elemento de decoración en el salón. En el caso de que la tengas abandonada, es el momento de llevarla a tu trastero.

 

Ropa

Hay prendas que recordamos con gran cariño, motivo por el cual nos hemos resistido a quitarlas de nuestro armario. Pero, seamos realistas, ¿crees que volverás a ponerte algún día aquel jersey que utilizabas hace 10 años? ¿O ese vestido que te ponía tu madre en ocasiones especiales? ¿O el traje de la comunión? Probablemente, haya más de una prenda que tengas en tu armario y que no volverás a vestirte nunca.

Todas esas prendas especiales merecen ser guardadas con mucho cariño, así que puede ser el momento perfecto para guardarlas como es debido.

Si necesitas alquiler un trastero no dudes en contactarnos aquí.