INFORMATE SIN COMPROMISO 91 875 87 07

Hasta que no nos mudamos de casa, o nos ponemos a hacer un orden general, no somos del todo conscientes de cuántas cosas a las que no damos uso diario, ocupan el espacio de nuestras casas.

Sí que es verdad, que muchos recuerdos pueden servirnos, pero ¿y los que no nos sirven?, ¿qué podemos hacer con ellos? Siempre tendemos a pensar que almacenar las cosas en casa, sea de la forma que sea, nos va a permitir conservarlo muchos años, pero nada más lejos de la realidad.

 Es complicado, con estas rutinas tan ajetreadas, pararse a pensar en qué hacer con cada cosa que tenemos por casa, pero si esta dinámica se hace cada estación del año, que serían cuatros veces, no supondrá tanto esfuerzo.

Un trastero es algo que seguro va a ayudar a esta gestión. Una vez se descarte los que no se quiere mantener en casa, de manera ordenada pasará a ser almacenado en un trastero, y se podrá usar siempre que sea necesario. ¿Lo más importante? Dejar en el trastero todo aquello que pueda servirnos puntualmente y que no vayamos a echar de menos.

Esta opción, no solo dará claridad y espacio a tu casa, sino que, además, conseguirás tener tus pertenencias a buen recaudo y conservarlas tanto tiempo como desees.