INFORMATE SIN COMPROMISO 91 875 87 07

Ahora que ya podemos disfrutar más del aire libre, del buen tiempo y de la compañía de nuestros seres queridos en el exterior, son muchos los que deciden dar uso a su bicicleta, ya sea de paseo de montaña; recorriendo las calles de la ciudad o del pueblo, o realizando una ruta por las carreteras o montañas cercanas.

Tenemos que tener en cuenta que para poder disfrutar de nuestras bicicletas en unas condiciones óptimas, es importante guardarlas como es debido. Pero, ¿cómo podemos guardarlas en casa sin que molesten y quiten demasiado espacio? ¿Y qué podemos hacer si no disponemos del suficiente espacio en nuestros hogares?

En este post te desvelaremos algunas de las soluciones para que puedas almacenar tu bicicleta en el mejor lugar y de la manera más práctica.

 

En casa

Aunque a veces no quede otra opción que dejar la bicicleta candada en el exterior, es la solución que menos recomendamos, porque de este modo una bicicleta se deteriora mucho debido a factores exteriores como el sol o la humedad. Así que, si tienes posibilidad de guardarla en el interior, ¡no dudes en que es la mejor opción!

Pero, ¿dónde y cómo podemos almacenarla en casa? En este punto lo primordial es que moleste lo menos posible y que tampoco manche ni deteriore ningún otro elemento de casa. En este sentido, la opción más asequible puede ser colgarla mediante un gancho. Según el estilo que tenga tu bicicleta, puede que incluso dé un toque vintage o se adapte perfectamente a la habitación.

 

En la terraza o el balcón

Aunque previamente hemos recomendado no dejar la bicicleta en el exterior, algunos lo verán como la solución más factible porque cuentan con un gran espacio en el mismo.

Por lo tanto, si vas a guardarla en tu terraza o balcón, lo principal que deberás tener en cuenta es protegerla del sol y la lluvia poniéndole por encima, por ejemplo, una funda impermeable. De este modo, evitarás el contacto directo con el calor y la humedad y podrás mantener tu bicicleta en mejores condiciones.

 

En el garaje

No hay duda de que va a ser la mejor opción en el caso de que tengas garaje. Así, la bici estará protegida siempre que no le des uso y tampoco te quitará espacio en casa.

Todo depende del espacio que tengas en el garaje, y si tienes suficiente espacio probablemente la opción más fácil sea apoyarla directamente en la pared o dejarla en cualquier esquina sacándole la pata de cabra. Sin embargo, si entra dentro de tus posibilidades, te recomendamos guardarla en vertical mediante un gancho, lo que te dará mucho más espacio para almacenar otras cosas.

 

En el trastero

Si no tienes suficiente espacio en casa y tampoco cuentas con un garaje, la mejor opción es guardarla en un trastero. En este caso también optaremos por colgarlas de manera vertical para que ocupen el menor espacio posible.

Tener un trastero cercano que te ofrezca posibilidad de acceso las 24 horas del día los 365 días del año es un auténtico privilegio en ciudades como Madrid, por ejemplo. De este modo, independientemente de la hora a la que salgas para dar una vuelta en bici, siempre la tendrás disponible. Además, estará guardada de un modo seguro y en las mejores condiciones, resguardada del frío, la humedad y el sol.

Si crees que es la mejor opción y necesitas alquilar un trastero para guardar tus bicicletas y demás pertenencias en las condiciones más seguras, no dudes en contactarnos.