INFORMATE SIN COMPROMISO 91 875 87 07

Si en el anterior post hablábamos de qué pasos tenemos que seguir para guardar la ropa de fuera de temporada, en esta ocasión queremos darte algunos consejos para organizar tu armario de verano de la manera óptima. Porque si es importante guardar todas tus pertenencias en buenas condiciones, quizás lo es más aún el organizar tu ropa en función de tus necesidades y la cantidad de prendas que tengas, para hacer tu día a día más fácil.

¿Quién no se ha encontrado con problemas a la hora de decidir qué ponerse? ¿O a quién no le ha costado la vida encontrar aquella camisa de flores porque encontrar algo en ese armario era imposible? Por todo ello, es imprescindible hacer el armario de manera que puedas ver todo lo que tienes en un vistazo, para que puedas decidir qué ponerte fácilmente. A continuación te damos unos valiosos tips para organizar tu armario de verano de la mejor manera:

Calcula el espacio de tu armario

Lo primero que deberás hacer es tener muy claro en tu cabeza de qué espacio dispones y qué estructura tiene tu armario: si tiene muchos cajones o baldas, si contamos con poco espacio para perchas, el fondo del armario… Según todos estos factores, y, obviamente, la cantidad de ropa que tengamos, deberemos hacernos un esquema mental pensando a qué prenda/s podemos destinar cada espacio. Está claro que esta tarea no es nada fácil, pero deberemos tenerlo en cuenta para optimizar la organización del armario.

Organiza tu ropa por prendas

Este punto es clave para que tu armario tenga un aspecto ordenado y organizado, pero, sobre todo, te hará tu día a día más fácil. Por un lado, según a dónde vayas o qué vayas a hacer, vas a encontrar fácilmente un pantalón, una falda o unas mallas.

Por lo tanto, teniendo en cuenta la ropa que tenemos en verano, puedes empezar por poner los vestidos, sobre todo si son de lino, en perchas. Así evitaremos que se arruguen más de la cuenta. Asimismo, podremos colocar también en perchas los pantalones largos y las chaquetas.

Lo bueno del verano es que las prendas son mucho más ligeras, por lo que los pantalones cortos, camisas y camisetas no ocuparán mucho espacio y podremos colocarlas en nuestras estanterías. Pero, ojo, aquí también puedes clasificar las prendas y separarlas por las que son de tirantes, palabra de honor, manga corta… Todo ello te hará mucho más fácil el día a día.

Organiza tu ropa por colores

Además de organizar la ropa por tipo de prenda, separar u ordenar tu ropa por colores te facilitará mucho la vida. Si tienes mucha ropa de un mismo color, colócala toda junta, para que así puedas tenerla a mano en un visionado y elegir de manera más fácil cuál ponerte. Así, si ya has elegido qué pantalón ponerte, por ejemplo, y lo quieres combinar con una camiseta negra, no tendrás más que buscar en la zona donde estén las camisetas negras. Podrás centrar el foco en un color u otro según la ocasión o la prenda que hayas elegido, y eso te hará el día a día más fácil y ahorrarás tiempo.

Separa tu ropa por usos

Esta opción resulta muy práctica sobre todo a las personas que tienen muy diferenciada su ropa para hacer una cosa u otra. Algunas personas la ropa de deporte la utilizan única y exclusivamente para hacer deporte, y otros separan por completo la ropa para ir a trabajar y para su vida cotidiana.

Para este tipo de personas esta organización puede ser la mejor, pero puede ser muy útil para todos. Así, podremos colocar la ropa que llevamos al trabajo en un lado, la que nos ponemos menos en otro, la ropa de estar por casa, la de hacer deporte…

Utiliza organizadores de cajones

Si aplicas todos los consejos previos, tu armario lucirá de otro modo y estará mucho más organizado, porque tus pantalones, camisas, vestidos y chaquetas estarán perfectamente colocadas. No obstante, no podemos olvidarnos de las prendas más pequeñas pero no por ello menos importantes.

¿Qué pasa con los calcetines, la ropa interior, cinturones o bikinis? Lo cierto es que se trata de prendas pequeñas, por lo que la mejor opción será utilizar organizadores y separar todas estas prendas y accesorios en diferentes organizadores. Así, estarán todas en orden, ocuparán menos espacio y podremos encontrar todo en un instante.