INFORMATE SIN COMPROMISO 91 875 87 07

En unas condiciones sin precedentes y que nunca nos imaginaríamos. Pero si, la primavera llegó. Estamos inmersos en ella. Y aunque, de momento, no podamos disfrutar de actividades al aire libre, podemos disfrutar de la primavera en nuestras casas, balcones y terrazas. Curiosamente, con la llegada de la primavera generalmente pasamos muchas más horas fuera de casa, pero todos nos planteamos limpiar nuestra casa y prepararla para que luzca bonita y luminosa. Y ahora que debemos estar en ella, tenemos más motivos para hacerlo.

Así que no hay excusa para no ponernos a ello. ¿Por qué no aprovechamos para tomarnos nuestro tiempo y hacer la limpieza que nunca hemos hecho? ¡Esta puede ser una excelente oportunidad para dejar tu casa reluciente!

 

Cambio de armario

Realizar el cambio de armario es un aspecto clave para afrontar la primavera. Si, sabemos que aún no podemos lucir nuestro fondo de armario, pero todo llegará y es mejor que nos pille preparados. Así que, saca toda la ropa de invierno que tienes en el armario y deshazte de la ropa que no esté en buen estado o que crees que no utilizarás más. Es una clave muy importante que no tenemos que olvidar cada vez que hacemos un cambio de armario, porque así nos aseguraremos de que tenemos en ella solamente lo necesario.

Una vez tengamos nuestro armario vaciado, deberemos de hacer una limpieza en el interior del mismo, para que esté bien limpia antes de recibir a nuestras prendas de primavera-verano. Para que el espacio quede libre de microorganismos, tenemos que realizar una buena desinfección. En el caso de que tu armario tenga materiales delicados, puedes optar por soluciones libres de lejías.

 

Lava las cortinas, alfombras, sofás…

Las cortinas, las alfombras, los sofás, los cojines… Son accesorios que no solemos tener en cuenta pero que, obviamente, se ensucian y mucho. Ahora que disponemos de tiempo, puede ser el momento perfecto para lavar todos ellos como es debido.

Podremos limpiar algunas de ellas en las lavadoras de nuestra propia casa, siempre teniendo en cuenta la temperatura y el material, pero según la delicadeza de cada uno de los elementos deberemos acudir a un local especializado.

En cuanto a las alfombras, según el tejido de las mismas podremos retirarlas hasta la llegada del invierno para dar una sensación de mayor frescura a nuestro hogar. ¿Y qué podemos hacer con los sofás? Pues todo dependerá de su material. En algunos casos, podrás desvestir por completo el sofá y lavar su material en la lavadora o en una tintorería; en el caso contrario, deberás fijarte bien en su tejido a la hora de elegir el producto de limpieza.

 

Limpieza en profundidad

Todos hacemos una limpieza de nuestro hogar más o menos regular, pero en pocas ocasiones se realizan limpiezas profundas. Este puede ser el momento perfecto para afrontar una buena limpieza en todas las estancias de tu casa. La cocina y el baño, por lo general, reciben una limpieza y desinfección de manera diaria o semanal. Pero, ¿qué pasa con las lámparas, los altillos, las partes superiores de armarios, las esquinas del techo…?

Generalmente nos olvidamos de todo esto, pero con la llegada del sol y el buen tiempo la suciedad se hace vislumbrar más, por lo que deberemos poner especial atención en limpiar a fondo también estos grandes olvidados en nuestro día a día.