INFORMATE SIN COMPROMISO 91 875 87 07

Una mudanza en muchas ocasiones no pueden planificarse con tanto tiempo, y surgen de improviso, pero si pudieras elegir, ¿Qué estación del año reúne las mejores condiciones?

Mudanza en verano; no todo es positivo

Bien es cierto que en verano es cuando más fácil podemos juntarnos con días de vacaciones, y en teoría cuando menos lluvias hay para facilitar un traslado con muchos trastos. Solo focalizándote en ese aspecto, sería la mejor estación sin duda, pero ¿y si nos fijamos en los precios o en la disponibilidad de algunos empleados que necesitemos para este movimiento? Además, es verdad que no habrá tanta lluvia, pero hacer una mudanza en plena ola de calor, no parece muy buena idea.

Mudanza en otoño y primavera

En estas épocas del año, las mudanzas suelen ser bastante más económicas que las de verano. Además, pese a que no es un frío invernal, podríamos evitar las altas temperaturas del verano y buscar el equilibrio.

La demanda de las empresas de mudanzas suele bajar en esos momentos del año, por lo que, encontrar a una empresa de calidad que lleve a cabo tu mudanza sin problemas de disponibilidad, será más fácil.

Mudanza de invierno

Sí lo que buscas en tu mudanza es que sea lo más barata posible, esta es la estación perfecta. Puede llover con regularidad y hace mucho más frío, por eso tendrás que hacer una lista de pros y contras, pero si tu objetivo es que no te cueste mucho dinero, el invierno es una buena opción. Además, si quieres, puedes dejarlo para finales de esta estación, así la temperatura será algo más alta y las lluvias no tan intensas.

Nosotros desde GlobalBox podemos asesorarte. Solicita tu presupuesto sin compromiso en nuestra web.