INFORMATE SIN COMPROMISO 91 875 87 07

Aunque este año pocos han sido los afortunados que han podido disfrutar de la temporada de esquí, es importante saber cómo guardar los esquís una vez cerremos la época de nieve y abramos la primavera. Después de disfrutar de este deporte de montaña, llega el momento de almacenar todo el material hasta el próximo año. El trastero es un lugar perfecto para poder hacerlo, aunque es necesario extremar las precauciones para evitar que se estropeen.

Si tu casa no tiene espacio para almacenar tu material deportivo, siempre es una buena opción alquilar un trastero, uno pequeño será más que suficiente. Además, es mejor que lo guardes fuera de tu vivienda, ya no solo por espacio, si no por mantenerlos en mejor estado.

MATERIAL LIMPIO Y SECO

Guardar los esquís de la mejor manera: antes de nada, debes limpiarlos bien, y revisar que no tengan ningún daño que haya que reparar, así encerarlos antes de guardarlos hasta la siguiente temporada. Para limpiarlos puedes usar un cepillo, y después aplicar un limpiador de cera deslizante. Después, con otro tipo de cepillo, en este casi de nylon, deberás de frotar la base de delante hacia a atrás, de la punta del esquí hasta la cola.

Además de los esquíes, también hay que mimar la ropa a la hora de guardarla para poderla usar en próximas temporadas. Para quienes no hayan podido esquiar este año, por ejemplo, que la puedan seguir teniendo intacta de cara al año que viene.

Para organizar la ropa de esquí en el trastero, bastará con usar unas bolsas de plástico especiales que protejan las prendas de las humedades y posibles insectos.

LAS BOTAS ABROCHADAS

Guarda las botas abrochadas y con papel absorbente en su interior para que no se deformen. Lo ideal sería poderlas guardar fuera de la bolsa donde se transportan, de ese modo, podrán respirar y se evitará una condensación en el interior.

Para limpiar las botas antes de despedirse de ellas esta temporada, los forros deberían estar completamente limpios y secos. Revisa también que las hebillas y correas de las botas están en perfecto estado, así evitaremos sorpresas cuando vayamos a necesitarlas.

PUEDES FIJAR LOS ESQUÍES A LA PARED

Dependiendo de cómo guardes los esquíes, tendrán una vida útil u otra. Si los dejas de cualquier forma tirados en una esquina se rallarán y acabarán rompiéndose, por eso una buena opción para que estén literalmente intactos, es anclarlos a la pared. Podrás encontrar anclajes específicos para esquíes, y una vez estén colocados habrá que asegurarse de que estén bien fijados.

De esta manera, se cierra una temporada de esquí, y esperamos a la siguiente con todo el material perfecto esperándonos en nuestro trastero.