INFORMATE SIN COMPROMISO 91 875 87 07

Una mudanza es un cambio. Y un cambio siempre es una oportunidad.

Aunque tras tu mudanza tengas la sensación de un gran caos en tu casa, ¡cambia el chip! Realmente es la ocasión perfecta para asegurarte de que todo está en su sitio y encaja. Y lo que no, ¡fuera de casa! Quédate con las cosas que te vayan a servir para el día a día y el resto llévalo a tu trastero.

Una vez llegues a tu nueva casa, el salón será uno de los primeros lugares que querrás tener ordenado para sentir que estás por fin en tu nuevo hogar.

Organizar de la mejor manera este momento te ayudará a evitar tener que hacer cambios más adelante.

¿Cómo organizar tu salón tras la mudanza?

  • En primer lugar, lo más recomendable es que realices una limpieza y desinfección en profundidad del espacio. Al estar libre de muchos objetos con la mudanza, puedes limpiarlo con mayor facilidad. No escatimes en realizar varias pasadas con la fregona y algún producto desinfectante, preferiblemente sin lejía para no dañar las superficies más delicadas, como los suelos de madera. Abre bien las ventanas y deja que seque toda la estancia.
  • ¿Te convence el color de las paredes? ¿Y el del techo? Si quieres darle tu toque más personal pintando y cambiando los colores, ¡este es el momento!
  • Después coloca las cortinas y las alfombras. Este paso ya te ayudará a ver el espacio más como un salón y le empezarás a dar tu toque más personal.
  • A continuación, ubica los muebles más grandes y distribuye el espacio como más funcional vaya a ser para tu día a día. Si ves que algún mueble no te encaja intenta sustituirlo por otro. Es el momento perfecto para cambiar de muebles. Ten en cuenta que en tu casa anterior el espacio podía ser muy diferente y quedar bien, pero quizá en tu nuevo salón necesites otro tipo de solución a la hora de tener tus muebles como más te guste.
  • Una vez ya tengas los muebles, las alfombras y las cortinas, verás que tu salón es mucho más amable y habitable. Ahora prueba con los elementos decorativos que tienes en tus cajas de la mudanza: jarrones, figuras, fotografías… Seguro que encuentras un lugar para todos estos objetos. Además, saca todas las cosas que suelas guardar dentro de los armarios del salón y empieza a dar a cada cosa su lugar.

Con estos consejos, verás que organizar tu salón tras una mudanza es fácil y además es el mejor momento para desprenderte de lo que no necesites.

Eso sí, tu salón no estará organizado del todo hasta que celebres la inauguración de tu nuevo salón invitando a una comida o una cena a tus familiares y amigos.

¡Y a disfrutar de salón!