ALQUILER DE TRASTEROS EN MADRID 91 196 65 94

Llega el momento de guardar los regalos navideños y, por ello, hemos querido traeros unos consejos útiles para almacenaje de juguetes. Al terminar las fiestas, los regalos se amontonan en nuestras casas y, a menudo, acabamos desesperados. Por este motivo, plantearnos dónde y cómo colocarlos es siempre una tarea complicada pero necesaria. De esta forma, podremos regresar a nuestro ritmo de vida normal y tener nuestra casa impoluta. ¡No desesperes y sigue estos pequeños consejos que te ayudarán en el almacenaje de juguetes!

Almacenaje de juguetes: cajas

La solución más rápida, económica y sencilla es poner los objetos infantiles en cajas. No es necesario almacenarlos como si nunca más fueran a volverse a utilizar. Por esta razón, antes de colocar cualquier juguete en el interior de una caja, debemos realizar un esquema sobre su organización. De esta forma, podremos guardar los objetos que vayamos a utilizar en una zona más accesible, mientras que las piezas o elementos que se utilicen menos a menudo podrán ser colocadas en espacios más altos o en el fondo de los armarios. Para esto, podemos utilizar cajas de cartón como las que se utilizan para una mudanza o realizar envíos. Así, también es conveniente guardar las cajas donde vienen los juguetes para poder almacenarlos de forma más sencilla ya que estos paquetes suelen tener unas medidas estándar y forma de paralelepípedo (caja) que nos hacen su almacenaje más cómodo.

Por otro lado, si lo que queremos es que los pequeños tengan a mano sus juguetes pero de forma ordenada, existen también envases para ello. De esta manera, podemos optar por utilizar cajas de plástico con ruedas y un formato más alargado. Además estos objetos pueden ser introducidos de forma sencilla bajo las camas. De manera general, suelen venir con una tapa para proteger los juguetes del polvo. Así, los objetos de ocio estarán siempre disponibles, ordenados y permitiéndonos un paso libre y limpieza de la habitación.

Almacenaje de juguetes: trasteros

Hay algunas ocasiones en que las cajas para guardar juguetes no son suficiente. De esta forma, los Reyes Magos han depositado objetos de un tamaño considerable que no pueden ser guardados en casa. Para ello, la mejor recomendación es contar con un espacio adicional. Para ello, los trasteros nos ofrecen ese “extra” necesario para guardar todo tipo de objetos. Contar con una habitación vigilada, en una zona exterior a la vivienda y protegida nos puede servir de gran ayuda. Las opciones son diversas y las posibilidades infinitas.

  • Podemos alquilar un espacio reducido, en forma de armario, para el almacenaje de una pequeña cantidad de elementos. De esta forma, el precio será inferior. Sin embargo, el tamaño de los objetos que guardemos deberá ser bastante reducido.
  • Si lo que queremos es guardar objetos de mayor tamaño como bicicletas o cochecitos, podemos alquilar espacios más grandes. Estas habitaciones cuentan con mayores dimensiones y están perfectamente acondicionadas para que los regalos no sufran ningún desperfecto. Por esta razón, se convierten en una opción inmejorable si queremos liberar espacio en nuestra vivienda.