INFORMATE SIN COMPROMISO 91 875 87 07

Hacer una mudanza puede pasar de ser algo efectivo e ilusionante a acabar siendo una odisea si no se cuenta con los recursos y organización necesarios. Quienes ya han realizado unas cuantas mudanzas saben que no se trata solo de mudar objetos de un sitio a otro, sino que hay que cuidar muchos detalles para que todo salga bien.

Veamos qué errores no se deben cometer a la hora de hacer una mudanza y que deben tenerse en cuenta con antelación.

No pensar en el transporte para la mudanza

A la hora de buscar el transporte para la mudanza no solo debemos tener en cuenta el día en que vamos a realizar la mudanza, sino hacer una estimación de la cantidad de cajas, muebles, etc. que debemos traspasar para buscar o contratar un vehículo de mayor o menor tamaño.

Lo ideal es contar con una furgoneta para poder hacer los desplazamientos de la mejor manera posible, y realizando el menor número de viajes. Si optas por contratar un servicio de mudanzas, pide presupuesto con varias compañías y asegúrate de cerrar bien el horario y otros detalles de los portes.

No reservar acceso a ambas casas los días de mudanza

Parece una obviedad pero en ocasiones no siempre es fácil tener acceso a las dos casas durante los mismos días en los que estimas hacer la mudanza. En ocasiones, sobre todo en alquileres, los contratos se cierran y empiezan con fechas redondas, por lo que tienes que valorar el negociar con el casero unos días más o bien contar con un trastero donde almacenar tus pertenencias durante un tiempo y despreocuparse.

Escatimar en cajas y en material de embalaje

Contar con suficientes cajas para mudanza de diferentes tamaños te ayudará sin duda a organizar el empaquetado de tus pertenencias y simplificará muchísimo el desempaquetado y la colocación. Por eso, para hacer una mudanza exitosa y eficiente, es fundamental que no escatimes en cajas ni material para embalar. Así evitarás tener que salir a última hora a comprar material que necesitas y con el que no has contado.

Guardar tus pertenencias sin protegerlas

Al embalar objetos y muebles, así como al rellenar cajas de mudanza, es importante hacerlo con delicadeza y proteger correctamente los objetos para que lleguen en excelentes condiciones a su destino.

Empaquetar y desempaquetar sin organización

Por muy poco tiempo que tengas para hacer la mudanza, no cometas el error de ponerte a guardar cosas en cajas como loco. Realizar un registro de lo que hay en cada caja te facilitará el posterior desempaquetado y colocación de objetos al llegar al nuevo hogar. En este sentido, puedes indicar en cada caja qué tipo de pertenencias hay dentro (material de cocina, zapatos, libros…). También es muy útil dibujar en cada caja un número para tener constancia de cuántos bultos conforman tu mudanza y asegurarte de que no falta ninguno una vez finalizado el porte.

Olvidar hacer una limpieza a fondo de la nueva vivienda

El tema de la limpieza de tu nueva casa está relacionado con el punto anterior. Por muchas ganas que tengas de verte instalado en tu nuevo hogar, es importante que antes de desempaquetar y colocar tus cosas realices una buena limpieza a fondo de la vivienda. Piensa en cuántas más ocasiones vas a tener de ver el piso así de diáfano y accesible para una limpieza a fondo.

Con todos estos detalles controlados podrás realizar tu mudanza de manera organizada y rápida. Ponlos en práctica y no olvides ningún detalle y así podrás concentrarte en lo que realmente importa: ¡Disfrutar de tu nuevo hogar!