INFORMATE SIN COMPROMISO 91 875 87 07

Llega el buen tiempo y las tardes se alargan hasta la hora de cenar. Cada vez nos apetece más salir a pasear y disfrutar de la ciudad, de sus terrazas y sus parques. Y es que es en primavera cuando más que nunca nos acordamos de esa bicicleta que no tenemos porque no podemos guardarla en casa.

Si te gusta  montar en bicicleta, pero no dispones de un patio o garaje donde poder almacenarla, en este artículo te enseñaremos diferentes soluciones prácticas y económicas para poder tenerla cerca de casa y accesible.

Qué debes saber para guardar tu bicicleta en la ciudad

Nos encantan las grandes ciudades porque, si bien te privan de determinadas facilidades en tu día a día, siempre te ofrecen soluciones para que no tengas que renunciar a nada. En este artículo te mostramos que es posible tener tu bicicleta a mano a pesar de vivir en un piso pequeño y sin patio ni garaje.

Dónde guardar la bicicleta si no cabe en casa

La mejor solución para guardar tu bici en ciudades como Madrid es contar con un trastero cercano que ofrezca posibilidad de acceso 24h. Este tipo de contratos permite acceder al recinto de boxes a cualquier hora del día, lo cual es idóneo para bicicletas.

También existe la posibilidad de utilizar trasteros exteriores. Estos están especialmente recomendados para bicicletas, ya que junto al acceso libre 24 horas al día, ofrece una libertad total para poder recoger y dejar la bicicleta en cualquier momento con toda comodidad. Además, entre las ventajas de utilizar un trastero exterior está que también podrás aprovecharlo para guardar otro tipo de vehículos con motor, como pueden ser motocicletas o demás maquinaria.

Cómo mantener la bicicleta correctamente en el trastero

Antes de guardar la bici en el trastero debes tener en cuenta algunas recomendaciones para no dañarla. La primera pregunta que debemos hacernos es qué uso le vamos a dar. ¿Va a estar mucho tiempo parada o la usas a menudo?

Si no va a ser usada en un tiempo prolongado debes saber que es importante que las ruedas no toquen el suelo y que las cámaras estén desinfladas para evitar deformaciones. Engrasar la cadena evitará que se oxide y prolongará su uso. En cambio, si se le va a dar un uso frecuente y regular a la bicicleta, bastará con evitar que las ruedas estén en contacto con el suelo para que evitar dañar la cámara y la llanta. Esto lo conseguiremos colgándola de la pared o el techo, lo que dejará además más sitio a otros objetos en el trastero.

Siempre existen opciones para guardar tu bicicleta cerca de casa sin que ocupen un lugar del que no disponemos en casa. Almacenarla en un trastero no solo te garantiza tenerla a mano y accesible, sino que es la mejor manera de cuidar de su mantenimiento para que te dure muchos años.