ALQUILER DE TRASTEROS EN MADRID 91 875 87 07

Cuando nos gusta la música, sabemos que los instrumentos musicales y cuidados de estos son muy importantes. De esta manera, conseguimos que los objetos duren un tiempo mayor y estén siempre en buen estado. Una vez nos acostumbramos a la forma y el sonido de un instrumento, lo último que queremos es cambiarlo. Por esta razón, un buen mantenimiento es siempre recomendable para obtener las mismas tonalidades que el primer día. Así, deberemos prestar atención a la limpieza, el embalaje, el uso y, por supuesto, el espacio donde los guardamos. En muchas ocasiones, esto último no parece tener importancia y, sin embargo, es un factor determinante. Presta atención a los trucos y consejos que te traemos para que tu instrumento musical mantenga sus características.

Instrumentos musicales y cuidados: madera

Antes de hablar sobre los cuidados de los instrumentos, debemos hacer una pequeña diferenciación. De esta forma, en primer lugar hablaremos sobre aquellos que están formados en su cuerpo por una mayoría de madera. Clarinetes, oboes, flautas o fagotes entrarían dentro de este grupo de elementos musicales. Así, algunos de los problemas más habituales surgen de la posibilidad de que aparezcan grietas en la madera. Esto se produce especialmente en las zonas cercanas a la boquilla, pues son las áreas más expuestas. El vaho y los cambios de temperatura afectan directamente sobre estos elementos.

Para conseguir que esto no se produzca, debemos tener cuidado con algunas acciones cotidianas. En primer lugar, no debemos tocar una gran cantidad de tiempo cuando el instrumento es nuevo. Debemos aumentar el tiempo de forma gradual. En segundo lugar, debemos secar siempre con mucho cuidado las zonas que acumulen algo de agua. Esto es fundamental si queremos que el instrumento esté con nosotros durante mucho tiempo. Por último, debemos evitar que sufra grandes cambios de temperaturas. Así, cuando nos dispongamos a guardar un instrumento musical de madera, debemos hacerlo en un espacio cuyas condiciones de temperatura y ventilación no se diferencien mucho de los espacios donde estamos acostumbrados a utilizar estos instrumentos. Para ello, debemos ser cuidadosos cuando guardemos nuestros instrumentos en locales o trasteros. Será necesario prestar atención a las condiciones del espacio y analizarlas con cuidado. En caso contrario, podemos encontrarnos que después de un breve periodo en su interior, el instrumento está totalmente destrozado.

Así, los cuidados de una guitarra acústica, violín o piano pasan por seguir estos consejos. De esta manera, conseguimos que su vida útil se alargue en el tiempo y podamos disfrutar de ellos.

Instrumentos musicales y cuidados: metálicos

A pesar de que parezcan instrumentos más duros y resistentes, cuando disponemos de un instrumento musical de metal también debemos tener cuidado con algunos aspectos. Así, a pesar de su material, este tipo de objetos son sumamente delicados.

Para conseguir un mantenimiento adecuado, lo primero que debemos hacer es realizar una buena puesta a punto. Los instrumentos no están listos para ser tocados desde el primer día tantas horas como deseemos. Por ello, es necesario hacer un rodaje adecuado y comenzar a utilizarlo poco a poco. Por otro lado, la lubricación y limpieza del objeto será un aspecto fundamental en su vida útil.