ALQUILER DE TRASTEROS EN MADRID 91 875 87 07

Mantener un trastero en condiciones impecables de limpieza es algo fundamental. Por esta razón, os acercamos lo que debes saber para hacer la limpieza de trasteros. De esta forma, podréis disponer de un espacio para guardar vuestras pertenencias u objetos de valor sin ningún problema. Así, no os llevaréis ninguna sorpresa cuando os dispongáis a utilizar los objetos que habéis preservado en el interior de un trastero. De esta manera, con unos sencillos trucos e ideas podréis ser capaces de conseguir un espacio reluciente.

Limpiar trasteros: limpieza previa y organización

Algo elemental cuando disponemos de un trastero es su organización y limpieza previa. Así, antes de colocar ningún tipo de objeto en su interior, es conveniente realizar estas dos acciones. De esta forma, una vez alquilamos o adquirimos un trastero, el siguiente paso es pensar en cómo queremos ordenar ese espacio.

Para la organización de un trastero, lo más recomendable es realizar un dibujo sobre el que plasmemos los elementos fijos que allí se encuentran. De esta forma, y siguiendo los pasos mencionados en nuestro post anterior, conseguiremos sacar el máximo rendimiento al espacio. Así, deberemos prestar la máxima atención a esta tarea. Una buena planificación nos ayudará a que los trabajos posteriores o el acceso a objetos guardados sea más sencillo.

Por otro lado, limpiar trasteros antes de colocar ningún objeto es algo básico. De esta forma, debemos contar con un espacio suficientemente libre de polvo y bacterias para colocar nuestras pertenencias. Así, antes de empezar a limpiar, debemos tomar en consideración algunas cosas. En primer lugar, debemos buscar el punto de desagüe de ese trastero. Algunos trasteros antiguos no tienen ese desagüe y su limpieza se hace más complicada. Así, si disponemos de este sistema, la limpieza podremos realizarla con agua y una fregona como en cualquier otro espacio de nuestro hogar. En cambio, si el espacio no dispone de este elemento, debemos procurar utilizar la cantidad mínima de agua posible. Estas limpiezas no serán muy complicadas al contar con un espacio diáfano y sin ningún tipo de objeto que nos moleste.

Limpiar trasteros: trasteros llenos

Como ya hemos comentado, la limpieza de trasteros antes de introducir ningún objeto es bastante sencilla. Sin embargo, donde nos encontramos grandes dificultades es en su limpieza cuando tenemos objetos en el interior. Así, podemos seguir dos técnicas diferentes para conseguir un espacio limpio.

Por un lado, lo más recomendable, podemos retirar todos los enseres del espacio y limpiar en un lugar diáfano y sin nada que nos moleste. De esta forma, conseguiremos llegar al mayor número de lugares sin nada que nos moleste o nos lo impida. Tanto el suelo del espacio como las estanterías, en caso de disponer, quedarían totalmente limpias.

Sin embargo, esto no siempre es posible dado que en algunos casos la cantidad de objetos que tenemos en estos espacios es innumerable. Por esta razón, podemos realizar una limpieza del suelo y de las baldas de las estanterías a las que tengamos acceso. Para este caso, es recomendable retirar los objetos de los estantes más cercanos al suelo. De esta forma, a pesar de no poder realizar una limpieza en profundidad, estaremos eliminando la suciedad de las zonas más proclives a su almacenamiento.