INFORMATE SIN COMPROMISO 91 875 87 07

Son muchas las ocasiones en las que encontramos que un mueble ya no tiene más cabida en nuestro hogar.

Al final cogemos cariño hasta a los muebles. Nos acompañan en tantos momentos de nuestra vida que surgen mil historias alrededor de ellos. ¿Cómo olvidar aquella primera cena romántica en esa mesa? ¿Y la tensión que viviste con tus amigos hasta que la Selección Española se alzó como vencedora en el Mundial de Sudáfrica? Ya no hablemos de la cunita de tu bebé…

¿Cuándo puedes darte cuenta de que tienes que deshacerte de un mueble?

• Te mudas y tu nuevo hogar tiene una disposición diferente. Es muy habitual que en una casa tengas un salón más grande que en la siguiente. O que en tu antigua habitación no entrase una cama grande y ahora puedas permitírtelo por espacio.

• Te mudas y el piso es más pequeño. En este caso probablemente tengas que renunciar a muchos muebles.

• Te mudas y vas a un piso que ya cuenta con muebles. Aquí tienes que decidir, ¿utilizas los tuyos o utilizas los que ya están ahí?

• Cambias totalmente la decoración de una estancia y ya no te encaja bien sea por estilo, color…

Cambio de usos. Algunos muebles, como las cunas por ejemplo, tienen un tiempo útil muy breve en nuestros hogares.

¿Qué hacer cuándo un mueble ya no encaja en tu hogar?

Ante esta duda debemos pararnos a valorar ciertas circunstancias: ¿no vamos a volver a usar ese mueble nunca más, o es circunstancial? ¿Le podemos sacar otra utilidad al mueble? ¿Quiero conservarlo o, por el contrario, me gustaría deshacerme de él?

En base a estas preguntas encontraremos la solución.

Si decides que quieres conservar ese mueble pero no tiene cabida, como ya hemos comentado, en tu hogar, lo mejor es que recurras a espacios donde poder guardarlos, como un trastero. Es importante que encuentres uno con facilidades a la hora de cargar y descargar y que te garantice una serie de medidas de seguridad. Ten en cuenta que es muy importante tu tranquilidad mientras deposites estos muebles allí.

Si decides deshacerte de ellos, hoy en día existen infinidad de asociaciones que se encargan de ellos, incluso van a recogerlos a tu domicilio. Así, puedes darle una vida útil más larga a tus muebles y ayudar a quienes más lo necesitan para que saquen partido de los muebles que ya no quieres.

Lo más importante, cambies de muebles o no por el motivo que sea, es que tú estés a gusto en tu hogar, y que, si decides guardarlos, tengas la tranquilidad de que están en un lugar seguro, donde poder revivir todas las historias relacionadas con ellos cada vez que vayas allí.