INFORMATE SIN COMPROMISO 91 875 87 07

La cocina es un lugar muy importante en nuestros hogares. Con el continuo ajetreo del día a día, cuando entramos en la cocina prácticamente tenemos poco tiempo para preparar una comida que, además, queremos que sea sana y equilibrada.

Un truco para optimizar el tiempo que estamos en la cocina es tenerla siempre bien ordenada.

Para que puedas conseguirlo, te damos unos consejos que debes tener bien en cuenta:

7 consejos para mantener siempre la cocina ordenada

1. El orden es cosa del día a día. Es decir: no acumules un sinfín de cacharros en el fregadero. Intenta limpiar según vas manchando para dejar todos los utensilios escurriendo y poder guardarlos, o metidos en el lavavajillas para poder hacer este paso de una manera más eficiente.

2. Cada objeto en su lugar. Es muy importante que definas en qué lugar se guarda cada utensilio y que no improvises. Así, tendrás un armario para las cazuelas y ollas, otro para la vajilla, otro para los vasos, etc. Si hay algo que ya no utilizas, ¡sácalo de la cocina y llévalo a tu trastero!

3. Sobre la encimera lo justo y necesario. Muchas veces las encimeras de nuestras cocinas se convierten en un espacio inútil ya que llegan a estar ocupadas por mil objetos. El tostador, la cafetera, un frutero, el cesto del pan… Intenta evitar todo esto dejando fuera lo que realmente es necesario que esté ahí. Así tendrás más espacio para preparar tus recetas más sabrosas y saludables de la manera más cómoda.

4. Orden en todas partes. Lo creas que una cocina ordenada se limita solo a lo que se ve a simple vista. Más allá de esto, debes cuidar cada detalle para que tu cocina esté ordenada y encuentres todo de una manera más cómoda. Por ejemplo, ¿está tu frigorífico ordenado? El orden es casi sinónimo de limpieza, y un frigorífico limpio y desinfectado influirá muy positivamente en la conservación e los alimentos y, por tanto en tu salud.

5. Atención a los textiles. No dejes de prestar atención a los trapos, servilletas y manteles. Muchas veces caen en el olvido y pueden quedar sucios y olvidados sobre una mesa o la encimera. En tu nueva rutina de limpieza y orden, debes prestar mucha atención a estos objetos, colocándolos en su sitio y lavándolos de manera recurrente, ya que en ellos acaban muchos restos de comida.

6. El orden pasa también por el suelo. Puede estar tu cocina muy limpia y muy ordenada, que si olvidas barrer el suelo, la sensación puede ser toda la contraria. Procura barrer al menos una vez al día ya que son muchos los restos de comida que acaban en el suelo.

7. Transmite el orden a todos los integrantes de la casa. No sirve de nada que en una casa en la que vives con más personas solo lleves a cabo tú estas medidas. Debes compartir esta filosofía para mantener la cocina ordenada a todos los integrantes de la casa. Así será mucho más fácil.

Como ves, el ser constante en el día a día es lo que hará que tu cocina esté siempre ordenada.