INFORMATE SIN COMPROMISO 91 875 87 07

Dicen que el saber no ocupa lugar, pero lo cierto es que los amantes de los libros suelen tener sus casas patas arriba. Hoy celebramos el Día del Libro y queremos dar algunos consejos para organizar y guardar libros en un trastero.

Si eres de los que cada vez que compra un libro tiene que decidir dónde meterlo o cuál de los antiguos sacrifica, lee hasta el final que este post te interesa.

3 motivos para guardar tus libros en un trastero

Tener mayor control sobre tu librería personal

Organizar y almacenar tus libros es un trastero es la mejor manera de protegerlos y conservarlos a medio y largo plazo. Para ello, es importante preparar y clasificar bien tu colección antes de empaquetar cada libro. ¡Lo vemos más adelante!

Mantener tu casa despejada

No más de 30 libros en casa. Ya lo dijo Marie Kondo y nos partió el alma a todos los amantes de la lectura en papel. Cada vez más personas se suman a la máxima de ‘menos es más’. Es importante tomar conciencia de lo que tenemos en casa porque solo así nuestras cosas tienen valor y sabemos lo que es realmente importante para nosotros.

Tener todos tus libros a mano

Si vives en una casa pequeña y tienes poco sitio para organizar tus cosas es fundamental contar con un trastero. Así podrás almacenar los que no sean de uso recurrente y podrás acceder a ellos cómodamente cuando lo necesites teniendo un trastero accesible y próximo a tu casa.

4 consejos para organizar y guardar libros en un trastero

Prepara tu colección antes de empaquetar los libros

Organizar y preparar tus libros antes de empaquetarlos es fundamental para que luego resulten accesibles. Para ello es recomendable clasificarlos por tipología y realizar un inventario con el listado de todos los ejemplares. Deberás indicar en cada caja los que están dentro para evitar perder tiempo cuando quieras localizar uno en concreto.

La conservación de los ejemplares es importante

Hay factores que pueden afectar a la buena conservación de tu biblioteca personal. El polvo, los pequeños insectos y el moho fruto de la humedad pueden afectar al estado de tus libros durante su almacenaje. Para evitarlo, revisa cada libro antes de guardarlo y asegúrate de que están todos limpios y secos. Al empaquetarlos puede ayudar no llenar al máximo las cajas y dejar algo de aire para reducir la posibilidad de que aparezca moho.

Empaqueta los libros en cajas pequeñas o medianas

Hay que tener en cuenta que los libros son muy pesados y esto puede ser un problema si utilizamos cajas muy grandes. Si optas por cajas pequeñas y medianas podrás clasificar mejor tu colección y evitar incomodidades por el elevado peso durante la carga. En ocasiones se utilizan cajas con asas para facilitar el transporte, pero no son recomendables al permitir la entrada al polvo, insectos, etc.

Ten en cuenta la colocación de los libros

Aunque parezca una obviedad, es conveniente colocar los libros más pesados y amplios en el fondo de las cajas y los ligeros encima. Los que tengan un tamaño similar se pueden colocar en posición vertical, alternando lomo y bordes para evitar que marquen al libro contiguo.

Si eres un apasionado de la lectura, seguro que con estas ideas disfrutarás más de tu biblioteca y sacarás el máximo partido a tu vivienda y trastero.