ALQUILER DE TRASTEROS EN MADRID 91 875 87 07

Encontrar la forma de realizar mudanzas económicas en invierno no es algo difícil. Durante esta
época del año, generalmente, el número de desplazamientos disminuye y las empresas tienen más hueco.
Por esta razón, invierno es una buena fecha para realizar mudanzas económicas. Sin embargo, por otro
lado, existen algunos inconvenientes ligados a esta temporada que también debes tener en cuenta. Las
temperaturas, principalmente, pueden afectar a la mudanza e incluso a los muebles que pretendes cambiar
de espacio. En muchas ocasiones, necesitarás un trastero donde almacenar algunas de tus cosas durante un
periodo de tiempo. En este caso, deberás tener en cuenta este tipo de detalles antes de contratar cualquier
espacio para guardar tus pertenencias. ¡Descubre las ventajas e inconvenientes de hacer mudanzas en
invierno con el siguiente artículo!

Mudanzas económicas en invierno: ventajas

Siempre que te alejes de las fechas señaladas como días festivos en esta época del año, las mudanzas
serán más económicas. Generalmente, los cambios de vivienda y las adquisiciones se realizan durante las
épocas estivales. Así, durante el verano las empresas de transporte suelen tener más carga de trabajo
relacionada con esta actividad. Por ello, el invierno puede ser un buen momento para aprovechar que sus
tareas disminuyen. A buen seguro, esto te ayudará a conseguir un mejor precio para realizar una
mudanza económica.

Además del precio, la menor cantidad de desplazamientos y mudanzas nos ayudará a conseguir una fecha
de forma más rápida. Probablemente tendrás la oportunidad de escoger fecha para tu mudanza y no tener
que adaptarte a los horarios y días disponibles de la empresa. De esta forma, tendrás mayor libertad y
versatilidad a la hora de organizar tu propio tiempo.

Mudanzas económicas en invierno: inconvenientes

Como ya hemos señalado al principio, el principal inconveniente es el mal tiempo que suele acompañar
estas fechas. Durante el invierno las temperaturas bajan y el viento comienza a aparecer. En algunas
localidades puedes encontrar incluso hielo y nieve. En el caso de estos últimos elementos, la conducción
del camión de mudanzas será más peligrosa y el tiempo para realizar la misma se verá incrementado.
Debido a todo esto, tanto los muebles, como las cajas deberán ir más protegidas que en fechas de
temperaturas más moderadas. La complicación para mudanzas económicas durante el invierno es
mayor.

Otra de las desventajas a tener en cuenta reside en la posibilidad de alquilar un trastero. Durante las
mudanzas no se suele tener claro desde un primer momento todas las pertenencias que se van a utilizar.
En la mayoría de las ocasiones se espera hasta estar instalado en la nueva vivienda para hacerse una mejor
idea de que muebles y objetos serán necesarios y cuales no encajan con el nuevo espacio. Así, durante
este tiempo, tus pertenencias deben estar a buen recaudo hasta que puedas moverlas y comprobar aquellas
que realmente van a ser útiles. Para ello, lo más recomendable es almacenar estos elementos en un
trastero. Así, deberás comprobar que ese espacio cumple con los requisitos adecuados para proteger tus
pertenencias de las bajas temperaturas y las posibles precipitaciones.