INFORMATE SIN COMPROMISO 91 875 87 07

Toda mudanza supone un momento complejo, que requiere de mucho trabajo y, ya el mero hecho de planificarla, suele acabar siendo una tarea agotadora, puesto que hay muchas cosas por decidir, cómo la fecha, la empresa, dónde guardar las cosas, cómo guardarlas, qué materiales usar… Para poder tener todo preparado a tiempo y cada cosa en su sitio, la organización y la planificación son claves en este momento. Por eso, en Globalbox ponemos a tu disposición nuestra tienda de materiales, para lograr que tus mudanzas sean más sencillas que nunca.

Una de las primeras cosas que hay que decidir es cuándo haremos la mudanza. Hoy te presentamos las ventajas que tiene hacer tu mudanza en Madrid en una época o en otra, para que puedas decidir cuál es la que mejor te conviene.

Ventajas en verano.

Una de las principales ventajas en verano es que se dispone de más tiempo, ya que la gran mayoría de la gente tiene unos días de vacaciones que se pueden aprovechar para realizar la mudanza con más tranquilidad, teniendo además unos días para descansar una vez terminada la mudanza.

La otra es el clima, puesto que en verano los días son más largos y se pueden aprovechar más; y es bastante probablemente que no llueva en Madrid, salvo tormenta de verano, lo que facilitará el traslado de nuestras pertenencias. Pero también existe el problema de las altas temperaturas que hace en la capital durante estos meses y podrían hacer muy tediosa la tarea de mudarnos.

Finalmente, está la ventaja del tráfico, que durante los meses de verano, en grandes ciudades como Madrid o Barcelona, se reduce de manera considerable puesto que mucha gente se va de la ciudad. Esto a su vez tiene dos ventajas, que son: se reduce el tiempo del traslado y hay mayor facilidad para aparcar y poder cargar nuestras pertenencias, puesto que, tal y como se dice, Madrid en agosto está vacío.

Ventajas en invierno.

La principal ventaja que se nos plantea al hacer una mudanza en invierno en Madrid es que se reduce mucho el volumen de mudanzas que hay, por lo que a la hora de contratar una empresa para hacer nuestra mudanza podremos tener más disponibilidad de fechas y cuadrarlo con el día que más nos convenga a nosotros y no por la disponibilidad de la empresa.

Otra ventaja es el precio, ya que encontraremos ofertas más competitivas y asequibles, puesto que la demanda se reduce.

Por ultimo, otro punto a tener en cuenta es que en invierno, el personal de las empresas de mudanzas suele ser más experimentado, ya que en verano, para cubrir toda la demanda de mudanzas, algunas empresas contratan nuevo personal que no está tan familiarizado con el trabajo. Por eso, en invierno, al contar con los empleados habituales se nos asegura un mayor cuidado a la hora de transportar nuestras pertenencias.

 

Como ves, cada época del año tiene sus ventajas para hacer una mudanza en Madrid, y lo que en una temporada es un acierto, en la otra puede ser un inconveniente. Ahora que ya tienes la primera pregunta, te ayudamos con unas claves para que tu mudanza sea un éxito.