INFORMATE SIN COMPROMISO 91 875 87 07

Hacer una mudanza implica tener en cuenta una serie de factores. No se trata solo de mover objetos de un lugar a otro, sino de cómo hacerlo y hacerlo bien.

Entran en juego una serie de necesidades que, a priori, no se tienen en cuenta pero que, en el momento de la verdad, agradecerás haber conocido con antelación.

Para preparar una mudanza necesitas, en primer lugar, tener una serie de cosas claras: el lugar en el que vas a recoger los objetos, el lugar en el que vas a dejarlos, y cómo vas a hacer ese trayecto.

Lo más cómodo es contar con una furgoneta para poder hacer los desplazamientos de la mejor manera posible, y realizando el menor número de viajes.

Pero, además de estos aspectos, es muy importante que protejas bien todas tus pertenencias para que lleguen de una manera óptima. En nuestros centros contamos con tiendas en las que podrás hacerte con lo más necesario.

Qué debes comprar para proteger tus objetos en una mudanza:

  • Una mudanza no se concibe sin cajas, pero no todas son iguales. Agrupa tus objetos en función de sus principales características o dimensiones y compra las cajas que mejor satisfagan tus necesidades. Así, puedes comprar cajas archivo para guardar libros o discos, cajas grandes en las que llevar tus objetos de mayores dimensiones o cajas armario, en las que llevar tus abrigos ya perchados y trasladarlos, o incluso conservarlos en tu trastero, de la mejor forma posible.
  • Papel burbuja. Una mudanza implica muchos movimientos, y hay ciertos objetos cuya fragilidad requiere que sean protegidos con un buen envoltorio que amortigüe los posibles golpes. Aquí te será de gran ayuda haber comprado metros de papel burbuja para que todo llegue en perfecto estado.
  • Cuerda de embalar. Una cuerda siempre puede ayudarte a amarrar ciertos objetos como, por ejemplo, el árbol de Navidad. En el momento de la mudanza verás que le sacas mucho partido a una cuerda.
  • Cinta precinto. Lo mejor para cerrar tus cajas es precintarlas con una cinta. Compra una que sea resistente y no se despegue en el trayecto. No escatimes en cinta precinto porque es importante que las cajas lleguen bien cerradas.
  • Algo tan sencillo como un cutter falta en muchas mudanzas y es una gran herramienta a la hora de cortar la cinta precinto, la cuerda o abrir las cajas. Intenta tener uno siempre a mano en tus mudanzas.
  • Objetos como los cuadros o ciertos muebles, como un sofá, es importante que estén bien protegidos. Nosotros te recomendamos que compres unas fundas para cuadros o muebles. Si tras la mudanza decides guardarlos en un trastero, siempre será una forma idónea de conservarlos allí.

Como ves estos ítems te serán muy útiles en el momento de la mudanza. Además, tener unos guantes de algodón o un rotulador pueden complementar todo esto y hacer que tu mudanza sea una mudanza perfecta.