INFORMATE SIN COMPROMISO 91 875 87 07

Si acabas de hacer una mudanza, sobre todo si es la primera, estarás dudando por dónde empezar a organizar tu nueva casa: ¿el salón?, ¿la cocina?, ¿el dormitorio…? Cualquier opción puede ser buena.

Desde nuestro punto de vista, la cocina es una parte esencial de nuestros hogares. Se convierte en el núcleo de muchas de las actividades de nuestro día a día, como preparar la comida o lavar la ropa. Es importante que habilites esta zona lo antes posible con todo instalado para poder empezar a preparar tus comidas y poder hacer todas las tareas propias de este espacio que son tan vitales en nuestra rutina diaria.

Para que sepas cómo organizar tu cocina, te facilitamos los pasos recomendamos para que puedas tenerla instalada lo antes posible y sin muchos quebraderos de cabeza. ¡Toma nota que empezamos!

Pasos a seguir para organizar tu cocina tras la mudanza

1. Limpia bien la cocina. No te centres solo en utilizar un producto limpiador, asegúrate de que sea un buen desinfectante para poder eliminar bien los gérmenes que pueda haber anteriores a tu instalación. Presta atención a los recovecos y a las juntas de los azulejos. Realizar una buena limpieza en este momento será clave para que todo sea más fácil y rápido.

2. Si tu cocina no tiene instalados los muebles, ¡este es el momento de hacerlo! Instálalos en su correspondiente lugar. Es muy posible que los muebles de tu cocina anterior no sirvan para esta, por lo que tendrás que adaptarte al nuevo espacio disponible.

3. Instala los electrodomésticos. Una vez tengas los muebles en su sitio, llega el turno de los electrodomésticos. Instala la lavadora, el frigorífico, el horno, el microondas… ¡Todo en su espacio! ¿A que esto ya va pareciendo más una cocina?

4. Coloca todos tus utensilios de la cocina. Abre los armarios y empieza a guardar todo lo que va dentro: cubiertos, platos, vasos, cazuelas, sartenes… Cada cosa en su lugar.

5. Ahora ya tienes tu cocina instalada, así que puedes dedicarte a decorar el espacio como más te guste. Igual tienes espacio para un jarrón, un pequeño huerto de especias, un cuadro en la pared, una pizarra para el menú… ¡Decora tu cocina como más te guste! Si en tu anterior cocina tenías algo que no tiene cabida en esta, llévalo a tu trastero y limpia tu hogar de objetos que te puedan molestar.

6. Solo te falta algo para completar tu cocina: ¡comprar los alimentos! Llena el frigorífico de comida y reserva algún espacio para tener tu pequeña despensa.

Ya has organizado tu cocina tras la mudanza, de una manera organizada y muy eficiente. Solo te falta encender los fogones y preparar una buena cena para invitar a tus amigos. Aunque, pensándolo bien, será preferible que organices bien tu salón tras la mudanza para poder hacer esa cena de inauguración.