INFORMATE SIN COMPROMISO 91 875 87 07

Las mudanzas traen consigo unos días de movimiento y cambios. Estos días precisan de una buena organización para hacer que esta labor sea lo más llevadera posible. Como ya vimos, organizar la cocina y el salón tras la mudanza es muy importante, pero también debemos prestar atención a cómo organizar el dormitorio tras la mudanza, para ir formando poco a poco los distintos espacios del nuevo hogar.

Lo ideal es tener contratado un trastero para mudanzas, donde guardar tus objetos hasta que llegue el momento de entrar a vivir en tu nueva casa. Una vez tengamos nuestro hogar, podemos empezar por las diferentes estancias. ¡Hoy le toca el turno al dormitorio!

Pasos a seguir para organizar tu dormitorio tras la mudanza

1. En primer lugar, es importante que antes de instalarte realices una buena limpieza de la estancia. Tras una mudanza se revuelve mucha suciedad y es importante que limpies bien antes de colocar los muebles y demás objetos. Así te será mucho más fácil dejarlo todo impecable.

2. Una vez la habitación esté limpia, ¿quieres darle un nuevo color a las paredes? Es el momento de decidir si vas a pintar o no de otro color la estancia. Una vez lo decidas, estarás más cerca de tener el dormitorio perfecto para ti.

3. Acude al guardamuebles que hayas utilizado para guardar tus pertenencias durante la mudanza y llévalas hasta tu casa.

4. El dormitorio se utiliza principalmente para dormir, así que instala tu cama cuanto antes. Aunque la mudanza no esté al cien por cien completada, podrás garantizar que tu descanso es pleno. ¡Y descansar bien es importante a la hora de hacer una mudanza!

5. ¿Qué tal los armarios? ¡Empieza a llenarlos con toda tu ropa! Así, te irás quitando cajas y cajas de ropa. Te recomendamos que te quedes solo con la ropa apropiada para la estación del año en la que te encuentres. Para el resto, busca un trastero cerca de tu casa y guárdalo allí. Así no perderás espacio útil en tu casa.

6. Comienza a vestir tu dormitorio. Busca unas cortinas que te gusten, unas alfombras perfectas, una lámpara y un edredón que le den al dormitorio el toque perfecto. Poco a poco, tu proyecto irá tomando una forma más real.

7. ¿Vas a colgar algún cuadro? ¿Colocar algún objeto de decoración? Termina de rematar tu dormitorio dándole el toque más personal con tus fotos o con lo que tú quieras.

Sin darte cuenta, verás que esa habitación vacía que habías designado como tu dormitorio se acaba convirtiendo en una estancia perfecta para tu descanso. Ahora solo te falta disfrutarlo a la vez que terminas de realizar esa mudanza tan emocionante a tu nuevo hogar.