INFORMATE SIN COMPROMISO 91 875 87 07

Si nos ponemos a pensar en la cantidad de cosas que uno tiene, desde lo más pequeño, que puede ser una aguja para coser un botón, hasta lo más grande, que pueden ser los armarios del salón, o la mesa del comedor, y pusiéramos cada una al lado de la otra, la fila de posesiones que se formaría sería kilométrica. Si además, nos ponemos a pensar en el espacio que tienen los pisos hoy en día en las grandes ciudades, muchas veces la ecuación no sale. Y es en ese momento cuando nace la pregunta: ¿dónde meto todo esto? La solución se presenta en una simple frase: alquilar un trastero.

El espacio extra que ganamos al alquilar un trastero puede ser una solución, pero hay que saber administrarlo, porque podremos seguir acumulando cosas sin control hasta que llegue un momento en que ese espacio extra que habíamos ganado, se nos quede pequeño. Para eso hay que ver qué cosas podemos guardar en el trastero y en qué momentos.

Lo primero, guardar todas esas cosas que menos utilizamos y además tienen su momento estacional. Por ejemplo, en invierno podemos guardar las cosas que solamente usamos en verano, como puede ser todo el material de la barbacoa o las tablas de surf y neoprenos; mientras que en verano podríamos guardar los adornos navideños, la ropa de abrigo, que ocupa mucho o los esquís.

Por otro lado, están las cosas que ocupan mucho pero podemos usar con cierta frecuencia, como puede ser la bicicleta, que ocupa mucho espacio como para estar en medio de casa pero podemos darle uso los fines de semana, o bien, las herramientas que podamos necesitar para hacer algún arreglo en casa.

Y finalmente, alquilar un trastero siempre es muy recurrido en algunos momentos puntuales, como puede ser el momento de una mudanza, en el que hay que cuadrar fechas de entradas y salidas, y tener todo guardado en un trastero puede evitar muchas situaciones de estrés; o cuando hay que hacer reformas en casa, que permite despejar las habitaciones y evitar que nuestros muebles se manchen o estropeen; e incluso, si alquilamos nuestra vivienda, podremos guardar en un trastero aquellos muebles o enseres que no queremos que se queden en la vivienda que vayamos a alquilar.

Como puedes ver, alquilar un trastero puede ayudarte en muchos momentos puntuales, y siempre podrá hacerte la vida más fácil.