INFORMATE SIN COMPROMISO 91 875 87 07

Hay cosas que te cambian la vida, como puede ser el cumplir los 18, porque puedes conducir o independizarte, entre otras cosas; o cuando consigues tu primer trabajo, donde adquieres responsabilidades pero también tienes tu propio dinero para tus gastos; o cuando te casas, o tienes tu primer hijo; o te mudas al extranjero… En definitiva, hay muchas etapas por las que vamos pasando que suponen un cambio importante en nuestras vidas. Pero no todo son “etapas”, algunas veces son cosas pequeñas en nuestro día a día que suponen importantes cambios que mejoran nuestra vida, como cuando hacemos ejercicio, que reduce el estrés; o cuando dormimos nuestras 8 horas y además en sábanas limpias; o cuando ordenamos algo y ganamos ese espacio extra. Y es ahí cuando alquilar un trastero puede cambiarte la vida, a la hora de ganar espacio en casa.

Ordenar nuestra casa nos hace ir recuperando un espacio que creíamos no tener por la cantidad de trastos o cosas que se van acumulando en nuestra vivienda, y ese espacio ganado, nos cambia la vida. Para ello, hay que ver qué es lo que ocupa ese espacio y/o qué uso le damos o utilidad tiene.

1. Cosas que ya no usamos. Todos esos muebles viejos, que ni lucen en nuestra casa ni aportan nada, o toda la ropa que ya no nos ponemos. Todo eso, se puede donar (si aún se puede usar) y nos permitirá tener la casa más despejada.

2. Material deportivo. La bicicleta que sólo coges algunos fines de semana, los esquís que usas solo en la temporada de invierno o la tabla de surf en verano. Todo este material deportivo ocupa mucho espacio y podríamos tenerlo en un trastero, al que podríamos acudir siempre y cuando lo necesitemos.

3. Adornos navideños. Toda la decoración navideña, que suele ocupar mucho espacio, entre árbol, luces y guirnaldas de colores, podríamos guardarlo en nuestro trastero, lo que te ayudará a reubicar algunas cosas en tu vivienda y ganar más espacio.

También hay momentos en los que, según nuestras necesidades concretas necesitaremos ganar espacio y de esta forma, cambiar nuestra vida.

1. Vamos a hacer una mudanza. Ante una mudanza, mientras sales de tu vivienda y esperas a entrar en tu nueva casa, alquilar un trastero supone la solución perfecta. De esta forma podrás hacerte un pequeño esquema de cómo ir colocando tus pertenencias en tu nueva casa sin las prisas y los agobios del cambio.

2. Vamos a hacer reformas. Con las obras en casa nos damos cuenta de que no tenemos espacio para las cosas, por lo que alquilar un trastero donde meter todos los muebles de la habitación que estemos reformando puede ser la mejor opción.

3. Alquilamos nuestra casa sin muebles. Si decides poner en alquiler tu vivienda desamueblada, pero no sabes qué hacer con los muebles que ya tienes y no quieres deshacerte de ellos, los puedes guardar en un trastero, así, el día que los vuelvas a necesitar estarán totalmente disponibles y guardados de la misma forma en la que los dejaste.

Como ves, recuperar ese espacio perdido en nuestra vivienda puede ser muy fácil, si sabes diferenciar entre las cosas que realmente necesitas en tu día a día, o en las diferentes situaciones en las que te encuentres, pero siempre, tu mejor aliado para estos momentos es la posibilidad de poder alquilar un trastero, donde guardar de forma ordenada todas tus pertenencias, sabiendo que puedes acudir a por tus cosas siempre y cuando quieras.