INFORMATE SIN COMPROMISO 91 875 87 07

Las temperaturas comienzan a bajar, el sol quema menos y las calles se llenan de hojas marrones. Todas las señales son claras: ¡el otoño ya está entrando en nuestras vidas!

Si no quieres que el cambio de estación te pille por sorpresa, es mejor que prepares tu hogar para darle la bienvenida en estos días. Con estos sencillos consejos te ayudaremos a que el otoño se instale en tu casa y os llevéis bien durante los próximos meses:

  • Saca tus alfombras del trastero. Durante el verano es costumbre en muchos hogares retirar las alfombras para hacer la casa más fresca en los meses de más calor. Esos días ya van quedando atrás, por lo que te recomendamos que vayas a tu trastero y recojas las alfombras. Es importante que cuentes con un buen trastero donde guardarlas para que no estén expuestas a humedades o a otras posibles alteraciones que puedan dañar su composición. Una vez las tengas, lo ideal es llevarlas a limpiar para que estén perfectas una vez las coloques en casa.
  • Limpia los cristales. Tras el verano se ha acumulado mucho polvo en los cristales de tus ventanas. Antes de que llegue la temporada de lluvias te recomendamos que limpies a fondo tus cristales para que estén impecables y pase toda la luz posible al interior de tu casa.
  • Haz hueco en el armario. Con el cambio de estación llega el cambio de vestuario. La ropa de verano al ser más fresca y ligera ocupa menos espacio, pero la ropa de invierno es mucho más gruesa. Así, donde guardabas todos tus jerséis finos de verano te cabrán solo dos de invierno. Planifica el espacio antes de cambiar la ropa para que todo sea mucho más rápido y llevadero.
  • Revisa la calefacción. Al no haber utilizado la calefacción durante el verano puede que necesite alguna labor de mantenimiento y adecuación para volver a funcionar a pleno rendimiento durante los meses de otoño e invierno. En caso de que sea necesario, recurre a alguna empresa especializada que te garantice que todo está en perfecto estado.
  • Al mismo tiempo que te preparas para el frío poniendo a punto la calefacción, es buena idea que te vayas despidiendo del calor. Ve diciendo adiós a tus ventiladores y llevándolos a tu trastero porque no te harán falta durante los próximos meses. Al igual que con los ventiladores, las mantas gruesas y demás tampoco te van a ser útiles ahora. ¡Todo al trastero! Así, también ganarás mucho espacio en casa.
  • Haz una revisión general de tu hogar. La llegada del otoño es para muchos un punto de inflexión similar al día de Año Nuevo. Con el comienzo del nuevo curso empieza una nueva etapa. Por tanto, es buen momento para que cambies los electrodomésticos que lleves un tiempo pensando en cambiar, como la lavadora, el frigorífico o el tostador. Con la llegada de la nueva estación vienen cambios a tu hogar, ¡y todos son para que estés más feliz en él!