INFORMATE SIN COMPROMISO 91 875 87 07

¡Se acerca la fiesta de Halloween!

Esta celebración cada año va ganando más peso dentro del calendario de efemérides. Aunque muchos aún se resisten a disfrutar de la noche más terrorífica del año por ser una fiesta que viene de fuera y que se ha instalado en nuestro país, lo cierto es que para muchos otros es una excusa genial para pasar un día diferente y reír en familia o con los amigos. Bueno, “reír” y pasar mucho, ¡mucho miedo!

Si eres amante de Halloween, seguro que guardas un montón de calabazas, esqueletos, fantasmas, etc. Incluso puede que llegues al nivel de tener vasos o platos especiales para Halloween ya que esta tendencia cada vez llega a más objetos. Para pasar una gran noche de Halloween, ya sea haciendo una fiesta o solo disfrazándote, tener un trastero puede ser la diferencia entre el éxito o un pasar desapercibido, ¡y te explicamos por qué!

¿Cómo aprovechar tu trastero para la fiesta de Halloween?

 

  • Guarda toda la decoración de Halloween. Aunque la fiesta dura solo una noche, seguro que te encanta tirar la casa por la ventana y decorarla como si fuera una película de terror. Cada año puedes ir comprando objetos terroríficos de decoración que ir sumando a tu repertorio. ¿Y dónde pretendes guardar todo eso en casa? Piensa en guardar todos esos esqueletos o fantasmas junto a las cosas que utilizas habitualmente. ¡Vaya susto si alguien abre ese armario! Sin embargo, si lo guardas en cajas siempre podrás conservarlo sin que te estorbe en absoluto en tu trastero. ¡Será como un cuarto del terror!

 

  • Tus disfraces bien cuidados. De igual manera, tus disfraces no deberían estar guardados en tu armario junto al resto de tu ropa. ¿Te imaginas equivocarte y en lugar de ponerte un traje salir a la calle disfrazado de Bitelchús? Para que esto no suceda, mejor utiliza unas cajas, o cajas armario, y conserva bien todos tus disfraces, debidamente clasificados, en tu trastero.

 

  • Maquillaje. Cada vez los disfraces llevan un trabajo más cuidado detrás, y muchas veces no es la vestimenta del disfraz en sí, sino el maquillaje, el que consigue captar nuestra atención y hacernos padecer mucho más terror. Toda la pintura y maquillaje que te sobre de años anteriores puede estar perfectamente guardada en pequeñas cajas en tu trastero para no ocupar espacio en casa en algo que vas a utilizar unas pocas horas al año.

 

Como ves, en Halloween lo importante es pasarlo bien, pero el resto del año lo importante también es no encontrarte los restos de la fiesta de Halloween en cada armario de casa. ¡Tu trastero es el lugar perfecto para guardar esas cosas que te hacen tan feliz pero que no puedes guardar bien en casa!