INFORMATE SIN COMPROMISO 91 875 87 07

A lo largo de la vida vivimos infinidad de momentos importantes. Reímos, lloramos, soñamos… No paramos de sentir diferentes emociones, y muchas de ellas quedan en nuestro recuerdo para siempre.

También son muchos de esos recuerdos los que vinculamos a ciertos objetos que convivieron con nosotros en ese momento tan especial. De esta manera, puede que un recuerdo quede en tu memoria silenciado, pero al volver a encontrar ese objeto automáticamente lo revives como si acabase de pasar. Es la magia de los recuerdos, que están más vivos de lo que pensamos.

Sin embargo, nuestros hogares hoy en día no tienen siempre la capacidad de poder almacenar todos esos objetos que nos trasladan a esos momentos tan especiales. No se trata de un almacenar por almacenar, sino de conservar todo lo que es importante para ti. Es lo que llega a tener un valor mucho más fuerte que el tradicionalmente llamado “valor sentimental”.

¿Qué podemos hacer con todos esos objetos? Una cosa está clara: renunciar a ellos, ¡nunca!

Por suerte, existen trasteros que nos pueden ayudar a mantener un orden en casa a la vez que cuidamos todos los objetos que forman nuestro cosmos más personal.

¿Qué objetos son los que podemos conservar?

• Es muy posible que por herencia haya llegado a ti una antigua vajilla que durante años ha estado en tu familia. Sin duda, recordarás cómo en tu infancia comías en esos platos en los momentos más importantes del año. ¿Crees que esta vajilla no cabe en tu casa? En tu trastero podrás conservarla con mucho cuidado.

• La ropa que llevabas en ese momento tan especial. ¿Recuerdas aquel vestido que llevabas cuando te pidieron matrimonio? ¿O los zapatos con los que bailaste la primera vez con quien después se convirtió en el amor de tu vida? O también la ropa que llevaba tu hijo la primera vez que saliste con él a pasear. Si quieres conservarlo puedes, aunque en tu casa no tengas el espacio suficiente.

Los libros con los que soñaste de pequeño tienen cabida también en tu trastero. Aunque quizá en tu casa puedan verse extraños en tu estantería, puedes guardarlos en una caja en tu trastero. Además, de esta manera podrás proteger sus colores de la luz del sol, que poco a poco los va apagando.

• ¿Te gusta guardar los folletos de todos los sitios que visitas y las entradas de todas las películas que vas a ver al cine? Date cuenta de que acaban siendo kilos de papel acumulado con el paso de los años. No necesitas tener todo esto a mano para tu día a día, así que lo puedes archivar por años y guardarlo en cajas especiales para documentos. Así, cuando quieras recordar todos esos momentos solo tendrás que viajar a tu trastero.

¿Y tú, qué objetos tienes que avivan tus recuerdos?